Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:05
Opinión > El termómetro

Carmen Pantoja

Carmen Pantoja
Carmen Pantoja, gerente del Hospital Infanta Leonor.
Miércoles, 23 de agosto de 2017, a las 11:20
La cesárea es un procedimiento quirúrgico que ha ido en aumento en los últimos años, suponiendo alrededor del 20% de los nacimientos en todo el mundo. El parto por cesárea sigue estando sujeto los protocolos de cirugía y reanimación, lo que puede retrasar el contacto del recién nacido con sus progenitores y el inicio de la lactancia materna. Para paliar esta situación el Hospital Infanta Leonor, dependiente de la Comunidad de Madrid y cuya gerente es Carmen Pantoja, ha prescrito el contacto piel con piel inmediato tras el nacimiento entre la madre y el recién nacido también en estos alumbramientos. Las investigaciones actuales y la evidencia científica disponible demuestran la repercusión positiva sobre la adaptación del recién nacido al medio, el establecimiento del vínculo entre la madre y el hijo, y la instauración de la lactancia materna.