Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Opinión > El termómetro

Manuel Martín

Manuel Martín
Manuel Martín, portavoz de SOS Sanidade Pública.
Lunes, 17 de octubre de 2016, a las 17:30
La presencia de asociaciones o plataformas de pacientes es importante y necesario para el sistema sanitario siempre que ejerzan un papel responsable, en el que ayuden al desarrollo y mejora de la sanidad. Pero si su objetivo es dañar por el hecho de dañar, la cosa cambia. Parece que la plataforma SOS Sanidade Pública ha optado  por esta segunda opción. Hace un tiempo denunció al Servicio Gallego de Salud por la calidad de las agujas de insulina y utilizó para ello pruebas falsas. Muy feo. Por eso, la denuncia ha sido desestimada. En concreto presentaron una radiografía de un paciente con 5 agujas en su abdómen, que finalmente han resultado ser grapas usadas en algún tipo de intervención quirúrgica. La justicia da así carpetazo definitivo a la denuncia presentada. Una querella sin fundamento que se apoyaba principalmente en esta prueba falsa, distribuida incluso a los medios de comunicación, y que deja en entredicho el papel de esta plataforma.