Vómitos

¿Cuáles son las complicaciones de los vómitos?
Las náuseas se refieren a la sensación que tiene una persona de que va a vomitar. El vómito es la eliminación de contenido del estómago o del intestino como consecuencia de una brusca contracción de la musculatura de la pared del abdomen y de la caja torácica. El vómito debe diferenciarse de la regurgitación, que es el paso hacia la boca de contenido del estómago pero sin esfuerzo.

¿Cuáles son las causas de los vómitos?


Las causas de los vómitos pueden ser:
  • Enfermedades de origen intra-abdominal.
  • Obstrucción del aparato digestivo a algún nivel, por úlceras, tumores u otras enfermedades.
  • Enfermedades infecciosas o inflamatorias del estómago o intestino: gastroenteritis, hepatitis, colecistitis, pancreatitis, apendicitis, etc.
  • Otras enfermedades gastrointestinales: enfermedad por reflujo gastroesofágico, cólico biliar, gastroparesia en diabetes o asociada a otras enfermedades, etc.
  • Intoxicaciones por alimentos u otras causas.
  • Complicación de cirugías abdominales (ej. cirugía bariátrica).
  • De causa desconocida:

    -Náusea crónica idiopática. Se trata de la presencia de náuseas sin vómitos varias veces a la semana.

    -Vómitos funcionales. Se trata de uno o más episodios de vómitos semanales en ausencia de enfermedad psiquiátrica o en ausencia de un trastorno de la alimentación.

    -Síndrome de vómitos cíclicos. Es una enfermedad rara que afecta sobre todo a niños, con episodios de náuseas y vómitos que aparecen de forma periódica. Se asocia con episodios de migraña (jaqueca), por lo que se piensa que pudiera ser una variante de esta enfermedad. De hecho, en algunos casos existe una respuesta satisfactoria al tratamiento con medicamentos frente a la migraña. En adultos se ha asociado con el consumo de marihuana.

  • Enfermedades de fuera del abdomen.
  • Enfermedades cardiopulmonares: infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca.
  • Enfermedades del oído: laberintitis, mareo con el movimiento o del viaje.
  • Enfermedades cerebrales: meningitis, tumores cerebrales, hemorragias, abscesos, etc.
  • Asociados a una migraña.
  • Vómitos tras una intervención quirúrgica.
  • Enfermedades psiquiátricas: anorexia nerviosa, bulimia, depresión, etc.
  • Enfermedades metabólicas y por consumo de medicamentos.
  • Medicamentos: quimioterapia, antibióticos, antiarrítmicos, digoxina, hipoglucemiantes orales o anticonceptivos. Pueden producir vómitos por irritación directa del estómago o por una acción a nivel cerebral.
  • Embarazo.
  • Cetoacidosis diabética.
  • Insuficiencia renal.
  • Enfermedades del tiroides.
  • Insuficiencia suprarrenal.
  • Consumo de alcohol.
  • Enfermedades del hígado.


¿Cuáles son las complicaciones?


Los vómitos pueden producir una serie de complicaciones:
  • Deshidratación y alteraciones metabólicas. La pérdida de líquido y de contenido ácido del estómago con los vómitos puede llevar a la deshidratación y a ciertas alteraciones metabólicas, como una hipopotasemia (bajada del potasio en sangre).
  • Síndrome de Mallory-Weiss. Consiste en un desgarro de la parte baja del esófago como consecuencia del esfuerzo de los vómitos. Este desgarro se acompaña de sangrado digestivo (hematemesis).
  • Aspiración del vómito hacia el aparato respiratorio. Parte del contenido gástrico puede pasar al aparato respiratorio lo que puede desencadenar un ataque de asma o producir una neumonía aspirativa.

Diagnóstico:


Para el diagnóstico es fundamental una buena historia clínica y una exploración. Hay que considerar si se trata de un problema reciente o es un problema crónico, si los vómitos se relacionan temporalmente con el consumo de alimentos, etc. En función de la sospecha clínica pueden hacerse diversas pruebas, como una radiografía del abdomen, una ecografía, un TAC abdominal, una gastroscopia o una colonoscopia.

¿Cuál es el tratamiento para los vómitos?


El tratamiento requiere de la corrección de las posibles complicaciones (deshidratación, alteraciones metabólicas, etc.) y el tratamiento específico de la enfermedad responsable de los vómitos. Como recomendaciones generales en caso de vómitos:
  • Sitúe al paciente en un lugar tranquilo, a poder ser en la cama.
  • Si se trata de una persona anciana evite que pueda atragantarse con el vómito o que pueda pasar parte del contenido hacia el aparato respiratorio. Para ello ladee la cabeza del paciente cuando vomite y no le mantenga tumbado boca arriba.
  • Aporte líquidos suficientes para recuperar el líquido perdido. Si no los tolera y los vuelve a vomitar, valore el trasladarlo a un servicio de urgencia para que se le administren líquidos por vena (sueros).
  • Para tolerar el líquido por boca adminístrelo a pequeños sorbos. Intente dar líquidos que contengan sales (bebidas isotónicas o productos especiales con sales).
  • Tras vomitar aclárese la boca con agua o cepíllese los dientes para evitar caries por el contenido ácido del estómago.
Además, puede realizarse un tratamiento sintomático con diversos medicamentos en función de las causas:
  • Mareo cinético (del viaje o del movimiento) y mareos como consecuencia de enfermedades del oído: Antihistamínicos en pastillas o chicles (difenhidramina, meclizina, etc.), anticolinérgicos en parches (escopolamina), cinarizina, etc.
  • Mareos por medicamentos, tóxicos o enfermedades metabólicas: Antagonistas de la dopamina (proclorperazina, tietilperazina, metoclopramida).
  • Vómitos por quimioterapia: antagonistas de la serotonina (ondansetron, granisetron) y corticoides.
  • Gastroparesia: Metoclopramida, eritromicina, domperidona.
  • Vómitos funcionales, náuseas idiopáticas y vómitos cíclicos: Antidepresivos.

¿Cuándo acudir al médico de atención primaria?


Probablemente no se debe acudir al médico ante un vómito aislado, sobre todo si existe alguna causa que lo justifica. Sin embargo ante vómitos repetidos siempre se debe acudir al médico de atención primaria para valoración.

¿Cuándo se debe acudir a la Urgencia?


Ante la presencia de vómitos continuados en un niño, en un anciano o en una persona con una enfermedad crónica, siempre se debe acudir a la urgencia para evitar una deshidratación. También se debe acudir si los vómitos contienen sangre roja, si contienen como posos de café o si se acompañan de fiebre o dolor abdominal intenso.
Aunque esta información ha sido redactada por un especialista médico, su edición ha sido llevada a cabo por periodistas, por lo que es un contenido meramente orientativo y sin valor de indicación terapéutica ni diagnóstica. Recomendamos al lector/a que cualquier duda relacionada con la salud la consulte directamente con el profesional del ámbito sanitario correspondiente.

Buscador de enfermedades

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V