Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Los primeros 100 días de la ministra: copagos, interinos y pactos de estado

Se cumple el periodo de gracia de Dolors Montserrat con muchos frentes abiertos

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, durante su toma de posesión.
Los primeros 100 días de la ministra: copagos, interinos y pactos de estado
Carlos Corominas
Domingo, 12 de febrero de 2017, a las 13:20
El tiempo de la cortesía se ha acabado. Ya ha pasado el periodo simbólico que se da a un nuevo Gobierno para que se asiente antes de empezar a juzgar su gestión. Hace exactamente cien días que el presidente Mariano Rajoy y sus ministros prometieron y juraron el cargo. Una de las que utilizó esta fórmula fue Dolors Montserrat, una abogada de arraigada tradición familiar en el PP de Barcelona (su madre lo presidió durante 8 años). En una semana, Montserrat pasó de ser diputada nacional a ministra de Sanidad y a convertirse "en el acento catalán" del Gobierno renovado de Rajoy. 
 
Tras un año de Gobierno interino, los temas pendientes se iban acumulando en el despacho que esperaba a Montserrat. Después de un arranque en el cargo muy social, con discursos muy centrados en sus intenciones para poner freno a la violencia de género y enfrentar el reto de la cronicidad, Montserrat descubrió pronto por qué "sanidad" es la primera palabra que da nombre al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
 
Temporalidad e interinidad
 

La ministra de Sanidad ha sufrido la primera crisis de su mandato por la polémica causada por sus declaraciones sobre los copagos de pensionistas


La política catalana llegó al cargo con el debate sobre la temporalidad y la interinidad del Sistema Nacional de Salud en plena ebullición tras las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que rechaza la norma española que permite encadenar contratos temporales para cubrir puestos fijos no se ajusta al derecho comunitario.
 
Tras una primera reunión de urgencia de la responsable interina de Sanidad, Fátima Báñez, el ministerio, ya bajo las órdenes de Montserrat, ha convocado en dos ocasiones a la Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial para reunirse con sindicatos y comunidades autónomas para abordar la situación.
 
Reuniones y comparecencias
 
Los primeros meses de la ministra estuvieron cargados de reuniones y comparecencias en las cortes. Al poco de jurar su cargo, se reunió con organizaciones médicas y con los portavoces del Congreso para explicar a puerta cerrada sus prioridades respecto al ministerio y escuchar sus demandas. No obstante, transcurridos cien días desde su estreno, todavía no se ha reunido con los representantes de Enfermería, notablemente disgustados por la postura del PP respecto a la prescripción enfermera ya que insisten en que se trata de "un conflicto entre profesiones" y limitan la obligación del Ministerio a convocar en el futuro el Foro de las Profesiones.
 

Cristóbal Montoro, Dolors Montserrat y Jesús Acebillo, presidente de Farmaindustria.

Otra de las primeras reuniones de Montserrat fue la celebrada a tres bandas entre Sanidad, Hacienda y los representantes de Farmaindustria para renovar el protocolo para limitar que el gasto en medicamentos innovadores no crezca por encima del Producto Interior Bruto. En esa cita, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció que el modelo se podría "extender a otros proveedores del sistema nacional de salud o de servicios sociales".
 
A las reuniones en el ministerio se han sumado tres comparecencias de Montserrat en el Parlamento. Justo antes de las navidades, acudió a la Comisión de Sanidad del Congreso, después de que toda la oposición pidiera que explicara sus ideas sobre la política de su departamento. Ya en esa comparecencia adelantó que valoraba una reforma de los copagos a los pensionistas.
 
El lío de los copagos
 
Sus intenciones sobre la reforma de los tramos copagos a los pensionistas pasaron entonces desapercibidas. Al repetirlas después de Navidades en un programa de Ràdio 4 saltaba la polémica que la obligaría a volver a comparecer en la Comisión de Sanidad del Congreso apenas un mes después de la sesión de presentación. Esta vez se vio obligada por el parlamento mediante un procedimiento de urgencia.
 
En esta sesión, insistió en una idea que ya había adelantado Rajoy días antes: "No está en la agenda del Gobierno modificar el copago". A pesar de repetir esta frase hasta en tres ocasiones, la ministra no consiguió despejar del todo las dudas ya que Francisco Igea, portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso, le recordó que la <a data-cke-saved-href="http://www.redaccionmedica.com/secciones/parlamentarios/-modificar-el-copago-esta-en-el-pacto-con-c-s-comuniqueselo-al-presidente--3374" href="http://www.redaccionmedica.com/secciones/parlamentarios/-modificar-el-copago-esta-en-el-pacto-con-c-s-comuniqueselo-al-presidente--3374" target="_blank" title="" modificar="" el="" copago="" está="" en="" pacto="" con="" c's,="" comuníqueselo="" al="" presidente"="" (31-01-17)"="">modificación de los copagos estaba en el acuerdo de investidura: "Modificar el copago esté en nuestro acuerdo. Comuníqueselo al presidente". Tuvo que salir en defensa de la ministra Rubén Moreno, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario del PP: "No está previsto como agenda propia del PP, pero sí en el acuerdo".

Pacto de Estado

La otra comparecencia parlamentaria a la que ha acudido la ministra fue a la del Senado el 19 de enero en la que, además de incidir en que no modificaría los copagos y hacer un balance positivo del plan de hepatitis C, tendió la mano a los portavoces para lograr un pacto de Estado. Esta propuesta se suma a la que hizo poco después de llegar al caro para alcanzar otro acuerdo de Estado, en esta ocasión sobre servicios sociales
 
Dolors Montserrat y Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial.

Dolors Montserrat y Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial.

Este Pacto de Estado por la Sanidad ha sido uno de los primeros acuerdos en el Senado y prevé una discusión a lo largo del año en el que el ministerio también tendrá participación. De momento se creará una mesa de trabajo en el marco de la Comisión General de las Comunidades Autónomas.
 
Se trata de una muestra más de cómo el Senado puede tomar fuerza en esta legislatura para abordar cuestiones sanitarias. Precisamente fue la Cámara Alta la que acogió la Conferencia de Presidentes de la que salió un compromiso para desarrollar un nuevo modelo de financiación autonómica "que tenga en cuenta la evolución del gasto sanitario", en palabras del presidente Mariano Rajoy.
 
A la espera del Interterritorial
 
La financiación de la sanidad será uno de los temas que necesariamente se abordará en la próxima reunión del Consejo Interterritorial. De hecho, el portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso, Jesús María Fernández, ha solicitado que se realice un interterritorial específico sobre financiación que sirva de base para el grupo de trabajo que se debe creer según lo acordado en la Conferencia de Presidentes.
 
No obstante, un Interterritorial específico parece poco probable dado que hace casi un año de la última reunión de este órgano. Una reunión que, además, se produjo cuando el Gobierno estaba en funciones y de la que salieron pocos acuerdos efectivos. La reunión del Consejo Interterritorial estaba prevista para principios de febrero, pero fuentes del ministerio ha reconocido a Redacción Médica que la polémica de los copagos, y la obligación de Montserrat a despejar dudas, han retrasado los planes de realizar el interterritorial.
 
Troncalidad
 
Mario Garcés, secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad; Dolors Monsterrat y Julieta de Micheo, jefa de Gabinete

Mario Garcés, secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad; Dolors Monsterrat y Julieta de Micheo, jefa de Gabinete. 

Una de las cuestiones que deberá abordar el Consejo Interterritorial es qué hacer con el proyecto de troncalidad que fue tumbado por el Tribunal Supremo. Tras el revés judicial, el ministerio ha decidido esperar a un acuerdo en el Interterritorial para después proponer una nueva memoria económica.
 
Sin renovación en el ministerio
 
La última tarea pendiente de Montserrat es terminar de definir a su equipo ya que de momento la mayoría de cargos siguen siendo los mismos que en la pasada administración. Sí han variado sus colaboradores más cercanos con la incorporación de Julieta de Micheo como jefa de Gabinete y de Bettina Cañadas como jefa de Prensa. También ha sustituido a Susana Camarero y ha colocado como secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad a Mario Garcés. Montserrat ha cumplidos sus primeros cien días con el nuevo cargo de responsable de Sanidad del PP, tras la designación de Rajoy durante el 18 Congreso del PP.