Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Opinión > El termómetro

Antoni Comín

Antoni Comín
Antoni Comín, consejero de Salud de Cataluña.
Miércoles, 21 de septiembre de 2016, a las 18:35
Con un país en plena recuperación de una crisis en la que servicios públicos como la sanidad han visto muy ajustados sus presupuestos, lo último que debe hacer la política es crear problemas donde no los hay. Algo que no parece haber entendido el consejero catalán Antoni Comín, cuya purga de conciertos sanitarios está generando preocupación entre los políticos que más en contacto están con la ciudadanía. El último ejemplo han sido las palabras de la alcaldesa de San Cugat del Vallés, Mercè Conesa, al dudar de que se pueda mantener la calidad asistencial y los empleos que general el Hospital General de Cataluña, posible nueva ‘víctima’ de la escalada anti-conciertos de Comín.