Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Política Sanitaria > Parlamentarios

PGE: Montserrat defiende la partida sanitaria y el PSOE descarta un pacto

La ministra expone su presupuesto alegando que son los PGE más sociales de la historia reciente

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad.
PGE: Montserrat defiende la partida sanitaria y el PSOE descarta un pacto
Laura Díez
Martes, 30 de mayo de 2017, a las 13:20
Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 siguen con su trámite de debate en el Congreso de los Diputados, donde este martes le ha tocado el turno a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, que ha recordado que su cartera es el "alma social del Gobierno", y que el plan económico sanitario es el más social de la historia reciente. 

Montserrat ha señalado que el presupuesto para Sanidad se ha incrementado un 7,97 por ciento respecto al de 2016, y que se trata del "Ministerio de las personas, que cura y que cuida, desde que nacemos hasta que morimos". Para ello, el plan prevé una financiación de 5.386 millones de euros para que las comunidades autónomas atiendan las necesidades reales de los ciudadanos. 

En este sentido, Montserrat ha explicado los presupuestos sanitarios en base a tres ejes: los pacientes, los profesionales sanitarios y la cartera básicos de servicios y farmacia. Por eso, el Ministerio trabaja en un gran acuerdo marco con los pacientes, ha logrado un acuerdo histórico para ofertar en 3 años 129.700 plazas en temporalidad reduciendo la temporalidad un 8 por ciento y ha incrementado "casi un 5 por ciento la cartera básica de servicios". 

"Somos el Gobierno del diálogo y la estabilidad", ha defendido Montserrat



En su exposición la ministra también ha incidido en las principales preocupaciones del Gobierno en materia sanitaria, como la lucha contra las resistencias antimicrobianas, el compromiso con la Dependencia, o medidas en torno a discapacitados, los jóvenes, la integración de las familias gitanas o su lucha contra el alcohol en menores. "Somos el Gobierno del diálogo y la estabilidad. Llegamos a acuerdos porque creemos en la estabilidad de España y en el futuro de los españoles", ha sentenciado. 

Enmiendas vetadas

Tras las palabras de la ministra han intervenido los representantes del resto de grupos parlamentarios para defender su posición respecto a los PGE. El portavoz de Sanidad socialista, Jesús María Fernández, ha aprovechado para recordar las principales enmiendas de su grupo que el Gobierno ha vetado, y ha afeado el 5,5 por ciento del PIB de inversión pública en salud que el Ejecutivo ha enviado a Bruselas, que deja a España "a la cola de toda Europa". 

"Estos presupuestos son insuficientes para atender las necesidades de las personas. Un año más incumplirán sus compromisos con las CCAA, son continuistas y sin ninguna idea nueva. No han aceptado ni una sola enmienda del PSOE. No vuelva a hablarnos de Pacto por la Sanidad mientras esta sea la actitud que mantienen", le ha increpado Fernández. 

Acuerdo con C's

Por su parte el portavoz de Sanidad de Ciudadanos, Francisco Igea, ha hecho hincapié en que estos presupuestos "no son nuestros, sino fruto de un acuerdo". De haberlo sido, la formación naranja habría destinado más fondos para la lucha contra el VIH, habría retirado el copago en las tarjetas sanitarias tipo 3, o habría promovido que el Instituto de Salud Carlos III dependiera de Sanidad y no de Economía. "Vamos a votar a favor del presupuesto de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, pero no son nuestros presupuestos y no hemos dado un apoyo gratuito", ha defendido Igea. 

Desde el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Sofía Fernández, se ha centrado en los recursos para Dependencia, que "desde que el PP gobierna ha sido recortada en 3.770 millones de euros", por lo que "tardaríamos 25 años en atender a todas las personas dependientes, puesto que hay listas de espera con más de 350.000 personas con derecho reconocido esperando su prestación". "Son unos presupuestos de muerte, los números no les cuadran para dar una vida digna a los dependientes. Nuestra sanidad se podía considerar hace años en la vanguardia real, pero ahora no pone los recursos necesarios", ha declarado. 

Sólo C's dará su apoyo a los PGE, pero recuerda que estos no son sus presupuestos, sino el fruto de una cuerdo



En la misma línea se ha manifestado Joan Olòriz, de ERC, exponiendo que las necesidades en Dependencia no se pueden cubrir con este presupuesto, que "adolece de la visión centralista de que sean las CCAA quienes financien los recursos sanitarios". 

"El PP no está solo"

Por último, Teresa Angulo, portavoz de Sanidad del Grupo Popular, ha cargado contra PSOE y Podemos. A los primeros les ha acusado de ser los únicos culpables de que sus enmiendas no prosperen y de querer volver al sistema de 2011, mientras que a los segundos les ha increpado porque "su doble moral escandaliza", alegando a polémicas como los gastos del Ayuntamiento de Madrid o la situación laboral de la asistenta de Echenique. 

"El PP no está solo, siete partidos apoyan los PGE. Apelo a la responsabilidad del PSOE: No se alíen con aquellos de la política espectáculo que sólo quieren destruir el sistema por su propio interés", ha sentenciado Angulo.