18 de octubre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Política Sanitaria > Parlamentarios

El Congreso rechaza que los cuidadores no profesionales vuelvan a cotizar

El Congreso debate sobre la iniciativa socialista para devolver las cotizaciones a los cuidadores no profesionales

Elvira Ramón, portavoz de Servicios Sociales del PSOE en el Congreso.
El Congreso rechaza que los cuidadores no profesionales vuelvan a cotizar
Redacción
Martes, 28 de marzo de 2017, a las 20:00
El Congreso ha rechazado la iniciativa del PSOE para para reponer el derecho de cotización a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de dependencia. La votación ha salido rechazada con los votos en contra del PP, la abstención de Unidos Podemos y el apoyo de PSOE y Ciudadanos, que ha añadido una enmieda. 

La defensa de la Proposición No de Ley ha sido defendida por la diputada socialista Elvira Ramón, que ha recordado que no han dejado de plantearlo desde que en 2012 el Gobierno del PP retirara el derecho, "pisoteando el reconocimiento social a la labor realizada" y "privando de tener en el futuro una pensión para afrontar con tranquilidad la vejez". 

Ramón ha recordado que se trata de una gran mayoría de mujeres -el 92 por ciento- que han dedicado muchos años de su vida al cuidado de un familiar dependiente, y que su partido siempre ha apoyado la visibilización de estas personas, apostando por su profesionalización. "La deuda es el argumento reiterativo del PP. En los Presupuestos Generales del Estado de 2013 se liquidó la deuda, pero también porque en 2012 se arrebató este derecho. En 2011 nosotros presupuestamos 33,5 millones de euros para cotizaciones a la Seguridad Social, y en 2012 el PP planteó la misma cuantía, que si la nuestra insuficiente, la de 2012 mucho más", ha explicado. 

La socialista también ha señalado que la propia Ley recoge la excepcionalidad de que el beneficiado pueda recibir una prestación económica para ser atendido por cuidadores del entorno familiar, así como el carácter clave de permanencia en el entorno familiar donde habitualmente vive la persona dependiente.