"La ley sobre eutanasia debe incluir el suicidio médicamente asistido"

Redacción Médica entrevista a Koldo Martínez, médico intensivista y portavoz de Geora Bai en el Senado

Koldo Martínez, portavoz de Geroa Bai en el Senado.
"La ley sobre eutanasia debe incluir el suicidio médicamente asistido"
dom 02 febrero 2020. 17.10H
Tras una dilatada experiencia como parlamentario foral en Navarra que le llevó, incluso, a ser portavoz de su grupo Geroa Bai, el médico Koldo Martínez ha aterrizado en el Senado para ser “la voz de los navarros”. Una labor que tomó con entusiasmo desde el primer día cuando ‘corrió’ para ser el primero en registrar su acta como diputado, lo que le convertía en el encargado de inaugurar la sesión de la Cámara Alta. Ahora, está dispuesto a luchar por los derechos forales de su CCAA siempre abogando por dar “lo mejor” a todos los ciudadanos, no sólo a los navarros. Está a favor de unificar las prestaciones en la cartera básica de servicios o los sueldos de los profesionales (en Navarra los médicos están en huelga) pero eso sí, siempre bajo dos premisas: tener la unanimidad de las comunidades y que sus paisanos no pierdan los derechos. ¿Igualar? Sí, “pero nunca a la baja”.

Koldo Martínez habla con Redacción Médica en una entrevista de sus retos en esta etapa como senador, sus prioridades sanitarias y la actualidad más "mediática" como es el próximo debate de la ley de eutanasia en el Congreso o el "pin parental".

¿Cómo están siendo estos primeros meses como senador? ¿Cuál es el proyecto sanitario de Geroa Bai que pretende reforzar en el Senado?

El portavoz de Geroa Bai en el Senado aboga por despenalizar la eutanasia y el suicidio medicalizado.

De momento, casi ni hemos empezado a trabajar asique puedo decir poco. Pero la sensación es buena. He tenido algún contacto ya con los senadores y estamos teniendo muy buena relación a nivel personal. Del Senado espero dar solución a los dos grandes objetivos con los que llegué aquí: la defensa del autogobierno de Navarra y de la democracia. Somos una comunidad foral, con nuestros fueros, derechos históricos y autogobierno; y esto es muy importante cuando se oyen aires de recentralización en el Estado. Por otro lado, defiendo la democracia porque no es solo votar. Democracia quiere decir libertad, justicia e igualdad. Y, lógicamente, cuando digo democracia en el aspecto sanitario me refiero a sanidad universal para todo el mundo.

La relación de momento está siendo buena con sus compañeros senadores a los que, además, recibió en la apertura de las Cámaras. Fue el diputado más madrugador y, consiguientemente, el encargado de abrir la sesión del Senado. 

Fue una cosa que surgió a raíz de una conversación con el letrado mayor del Parlamento de Navarra. Cuando me designaron senador autonómico me comentó “mira Koldo, ahora tú podrías ir a Madrid ya y serías el primero en inscribirte y, al ser el primero, serás quien abra la sesión constitución del Senado”. Recuerdo que le dije “no sabes lo que has dicho”. Pero no vine enseguida, esperé a volver ese fin de semana de una charla sobre eutanasia en Canarias, y ese mismo lunes fui directo al Senado. Lo que pasa es que casi me adelantan. Puse que estaba casado en régimen de gananciales pero en Navarra se llama régimen de conquista, y me echaron para atrás. ¡Casi me adelanta un senador popular por la Comunidad de Madrid! Pero gracias a haber introducido los papeles el primero, tuve la suerte y el honor de dar inicio al Senado. Para mí fue muy importante porque el 3 de diciembre es el día de San Fermín, patrono de Navarra, y el día del euskera. Por eso, hice una pequeña introducción haciendo referencia a las dos cuestiones: hablando en euskera del euskera y de Navarra.

Llegaba justo de una charla sobre eutanasia, uno de los puntos que se vaticinan candentes esta legislatura. Una de las primeras medidas del gobierno en coalición de Unidas Podemos- PSOE es poner en marcha esta despenalización. De hecho, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habló hasta de "prioridad".

No creo que sea "la" prioridad. Hay muchísimas cosas en el ámbito de la salud para trabajar. Pero sí, en este momento la sociedad española está demandando que se modifique la legislación a la hora del morir y se despenalice la eutanasia. Tengo una pequeña crítica a la ley y es que solo habla de eutanasia y debería incluir el suicidio médicamente asistido.

Soy partidario de despenalizar tanto la eutanasia como el suicidio medicamente asistido con unas buenas salvaguardas. Porque, aunque son cuestiones parecidas, son distintas. Hay algunos trabajos en Francia en los que a la población se le pregunta qué prefiere que despenalicen, la eutanasia o el suicidio medicamento asistido. La población en general elige la eutanasia pero el profesional sanitario se decanta por despenalizar el suicidio medicamente asistido. ¿Por qué? Pues porque en la eutanasia es el profesional sanitario, el médico, quien te pone la inyección. Mientras que en el suicidio asistido son las propias personas las que tienen la responsabilidad de decidir si toman o no la medicación. Es verdad que para mí éticamente no hay diferencias, sobre todo, si se regula bien tanto una como la otra. Pero hay que hablar de las dos.


"Los navarros pagamos 2,5 millones de euros al Estado pero si gestionáramos la sanidad penitenciaria podríamos dar una atención de calidad por 1 millón"


En su trabajo como portavoz de la coalición Geroa Bai en el Senado, defenderá medidas que afecten directamente a Navarra, una de ellas es la recuperación de la sanidad penitenciaria. ¿Es una de las CCAA que más ha avanzado en este aspecto, verdad?

Sí. En este momento tenemos dos reivindicaciones muy potentes: una es la de tráfico, que era una competencia originaria de Navarra que desapareció en la dictadura franquista y la otra es la sanidad penitenciaria. En este momento la atención sanitaria a las personas presas en Navarra se hace con personal del Estado y, por eso, los navarros pagamos 2,5 millones de euros al Estado. Pero hemos hecho cálculos y creemos que con 1 millón de euros podríamos dar la atención sanitaria a las personas presas en Navarra y, me atrevo decir, que con una calidad mejor que con la que se le está ofreciendo ahora.

La transferencia del tráfico está incluida en el pacto de investidura del PNV con el PSOE. En él, también se habla de recuperar la gestión de la política farmacéutica y la homologación de títulos de Medicina para médicos extracomunitarios. ¿Quiere Navarra también estas competencias?

Prefiero ir sobre seguro. En este momento hay una unanimidad total en el Parlamento de Navarra sobre tráfico y sobre asistencia sanitaria a las personas presas y prefiero ir junto con ellos. Efectivamente, pertenezco a una organización que se llama Geroa Bai que seguramente pediríamos más competencias de las que tenemos. Pero, en la medida en la que soy senador autonómico, prefiero responder a los deseos y peticiones de la mayoría de la sociedad navarra. Por lo tanto, eso lo dejo ahí aparcado.

Su comunidad tiene uno de los mejores ratios enfermera/paciente de España. Recientemente, el sindicato de Enfermería, Satse, ha propuesto en el Congreso elevar la ratio de estas profesionales en toda España. En algunos de sus ejemplos, toma las cifras navarras como el modelo a ‘igualar’. ¿Está a favor de esta ley que proponen los enfermeros? ¿o considera que poner un ratio igual para todas las CCAA quita capacidad de decisión a Navarra?

No. Voy a defender lo mejor para Navarra, pero eso no quiere decir que no vaya a defender lo que considero que es mejor para el resto del Estado. Tener una buena ratio de personal sanitario, tanto de médicos como de enfermeros, es bueno para todos los habitantes del Estado. En esa pelea voy a estar defendiendo lo que sea también mejor para la ciudadanía del Estado. Es decir, voy a defender con el mismo ímpetu el autogobierno de Navarra que lo mejor para todos los ciudadanos del Estado.

Pero el hecho de que exista una ratio única marcada desde el Estado que regule el número de profesionales, ¿no le parece que es quitar las competencias sobre el sistema de salud al Gobierno de Navarra? 

Si la ciudadanía quiere mejorar su ratio de profesionales y para eso tienen que modificar determinadas leyes, insisto, voy a apoyar esas modificaciones. Las leyes y el autogobierno es bueno si los resultados de los mismos son buenos para la ciudadanía. No defendería un autogobierno para Navarra que fuera en contra de sus vecinos. 

Esta ley habla sólo de número de enfermeras, hablemos de los médicos.  ¿Faltan facultativos en España o están mal distribuidos?

El senador navarro asegura la agresiones a profesionales se derivan de la cultura del "lo quiero todo y lo quiero ya"

Es una pregunta difícil de responder. En determinadas especialidades hay una carencia importante de médicos. Atención Primaria, Traumatología, Dermatología, Pediatría, son especialidades con carencia de profesionales. Y, sin embargo, tenemos un montón de médicos que terminan la carrera y se van al extranjero. Debemos conseguir un equilibrio porque, en este momento, el desequilibrio es muy llamativo. Tenemos que mejorar las e impulsar en las especialidades en las que hay una carencia de profesionales campañas y medidas.

Luego también hay otro problema, terminas el MIR y lo que quieres es trabajar en un hospital. Por eso, también tenemos que buscar mecanismos de compensación. Necesitamos un sistema de gestión que permita compensar a esas personas quieran ir a ocupar plazas en determinados Centros de Salud de poblaciones más o menos alejadas.

¿Una compensación económica?

La compensación económica es importante, pero no solo eso. Seguramente si, además, les facilitas la realización de cursos, ponerse al día en centros universitarios… Seguramente también aceptarían esa especie de compensación.

Porque, ahí está la pregunta del millón… ¿Están bien pagados los médicos en España?

He sido médico toda la vida. He trabajado en la UCI y soy especialista en Medicina Intensiva. A base de guardias consigues un sueldo que no está mal. En estos momentos, en Navarra hemos tenido una huelga y una de las reivindicaciones era que en Navarra los médicos cobran menos que en otras comunidades. Se ha hecho un estudio y es verdad. Por eso es fundamental conseguir un sistema de gestión que permita movilizar sueldos, facilitar complementos…

Hablaba al principio que su labor en el Senado era defender el autogobierno Navarro en un momento en el que recentralizar la sanidad se ha puesto ‘de moda’. ¿Cree que es negativa la gestión centralizada en la sanidad?


"El autogobierno te obliga a un ejercicio muy potente de responsabilidad a la hora de recaudar los impuestos y también a la hora de invertir ese dinero"


Sí. Yo defiendo el autogobierno porque los fueros son el contrato que tenemos los navarros con el resto del Estado. Si nos fueran quitando autogobiernos, la relación Navarra-Estado empeoraría muchísimo. Sanidad es una competencia que tenemos nosotros y lo voy a defender a capa y a espada. Pero tenemos que ser capaces de conseguir una relación normalizada entre el Estado y Navarra. Es decir, en el Consejo Interterritorial se tienen que reconocer las diversidades autonómicas y utilizar el sentido común para evitar desequilibrios. Pero parte de esos desequilibrios están también en relación a cómo se gestiona el dinero público.

En Navarra tenemos una capacidad de recaudación de impuestos que no tienen otras comunidades. Recaudamos nuestros impuestos, decidimos cuánto grabamos el patrimonio, las sociedades, el IRPF… El autogobierno te obliga a un ejercicio muy potente de responsabilidad a la hora de recaudar los impuestos y también a la hora de invertir ese dinero. Y es lo mismo que pido, pues no sé, a Soria, a Andalucía, a Castilla y León e, incluso, a Madrid.

Pero, por ejemplo, cuando esa gestión descentralizada acarrea diferencias a la hora de prestar servicio a los ciudadanos. Fue reciente el caso de la financiación del Bexsero... ¿Ahí no considera que tiene que haber una igualdad para todos, una cartera básica y única? Igualarla entre comunidades.

Soy partidario de igualarla siempre a la alta. Pero, insisto, eso obliga a un ejercicio de responsabilidad política y a la hora de determinar qué hacemos con el dinero de los ciudadanos. Nosotros nunca aceptaríamos una rebaja de nuestros derechos o competencias. Pero sí exijo el máximo ejercicio de responsabilidad. Por lo tanto, que toda la ciudadanía del Estado tenga derecho a recibir la misma vacunación, sí, pero eso tiene que ir unido a la exigencia de que los poderes autonómicos trabajen con responsabilidad a la hora de reinvertir el dinero público.

Koldo Martínez durante parte de su entrevista con Redacción Médica.

Koldo Martínez durante parte de su entrevista con Redacción Médica.


Es decir, sí que está a favor de que exista una cartera básica con todo tipo de prestaciones iguales en todo el Estado, que se trabaje desde el Interterritorial, pero siempre que Navarra no pierda ‘derechos’.

Evidentemente. En Navarra estamos demostrando que recaudamos nuestros impuestos y los reinvertimos en salud, en educación, derechos sociales, carreteras, etc., y lo estamos haciendo con una gran responsabilidad. A nosotros cuando las cosas nos vienen mal dadas, porque un año hemos recaudado menos de lo que pensábamos, no podemos recurrir al ‘papá Estado’ y decirle "oye, que mira, este año hemos recaudado menos, danos un poquito...". Por eso es un acuerdo bilateral entre dos, entre el Estado y entre Navarra. Y es un acuerdo que exige muchísima responsabilidad. Y eso mismo exijo a todas las comunidades. ¿Derecho a una cartera básica sanitaria básica? Sí, al alta, pero eso exige responsabilidad por parte de todas las autoridades también.

Es decir, por ejemplo, los médicos navarros se acaban de manifestar porque tienen el sueldo de salario base más bajo. Si desde el Interterritorial unifican que todos los médicos de España tienen que cobrar el salario base ‘x’, los pluses tienen que ser ‘y’…

Sí. Si todas esas modificaciones son por acuerdo, no voy a poner ningún problema. Pero no debe haber ninguna imposición unilateral por parte de nadie a nadie, ni en un sentido, o en una dirección, ni en el contrario.

¿Y eso no simbolizaría una pérdida de competencias por parte de Navarra?

No. Nosotros queremos ejercer nuestras competencias y estamos dispuestos a llegar a acuerdos con quien sea sin rechazar ninguna de nuestras competencias, sin menoscabarlas. Acuerdos con todo el mundo.

Volviendo al ejercicio de la profesión médica en la que tiene muchísima experiencia. En Redacción Médica nos estamos haciendo eco de un tiempo a esta parte de dos grandes ‘lastres’ en el ejercicio de la profesión: las agresiones a personal sanitario y la recomendación de la homeopatía por parte de profesionales sanitarios. ¿Qué opinión tiene sobre estos dos aspectos?

Vengo de una comunidad en la que la violencia ha sido, por desgracia, algo muy presente durante mucho tiempo y en Geroa Bai estamos muy conscientes de la necesidad de eliminar todo tipo de violencia. Con la llegada de Uxue Barkos pusimos en marcha por primera vez en la historia de Navarra una dirección general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos. Un trabajo que pretende introducir el valor de la paz en todas las relaciones, para hablar, para introducir y profundizar en el valor de la convivencia y los derechos humanos. Las agresiones al personal sanitario es una lacra que va en aumento, por desgracia, que tenemos que evitar entre todos.

¿Y por qué van en aumento?


"La homeopatía es un engaño y no responde a la evidencia científica. Vamos a intentar que no exista en la sociedad"


En esta sociedad se ha instaurado el concepto de ‘lo quiero todo y lo quiero ya’. Cuando te encuentras con profesionales sanitarios que están haciendo uso de su profesionalidad y te ponen un pero o una pega… la gente reacciona mal y reacciona violentamente. Y eso es algo que tenemos que evitar por encima de todo. Es decir, hay cierto descontento en determinados grupos sociales con lo que la institución sanitaria te ofrece porque no te dice que sí a todo. Eso es algo que tenemos que no puede ser. No puede durar ni un día más.

¿Y respecto a la homeopatía?

Es un engaño, la homeopatía no responde a la evidencia científica y, desde luego, nosotros vamos a intentar que la homeopatía no se extienda en la sociedad.  Y también quiero decir otra cosa, desde el sistema público de salud, la homeopatía no debe darse a nadie porque no está basada en evidencia científica. Ahora bien, si tú con tu dinero decides ir o acudir a un tratamiento homeopático o a cualquier otra falsa terapia de esas que tanto abundan y te informan… No tengo nada que decir.

¿Y si el que le informa es el médico?

No lo puede hacer. Si el médico si habla de homeopatía tiene que decir, desde el primer momento, que no está basado en evidencia científica. Esto es una obligación de un profesional sanitario que trabaja en la salud pública.

A mí, éticamente, me parece rechazable que un profesional sanitario que se dedica a mejorar la salud de la población pueda indicar homeopatía porque no hay evidencia científica. Entonces, un médico puede decir “yo te recomiendo este tratamiento homeopático....”, si va seguido de que no está basado en evidencia científica. Pero aun así, es una mala práctica de los profesionales sanitarios. En este sentido, no podemos olvidar que no son sólo médicos. Todos conocemos farmacias en las que enseguida te dicen “¡Ay! Este producto homeopático es fantástico “. Bueno, pues no. No puede ser porque no es fantástico y no hay evidencia científica; y alguien que se llame profesional de la salud no puede recomendar un tratamiento que no tiene ninguna evidencia científica.

¿Entonces se puede vender la homeopatía en la farmacia, por el hecho de estar en un mostrador si no se recomienda?

Si alguien quiere vender homeopatía está en su libre derecho pero, insisto, no debe decir que es un tratamiento no basado en evidencia científica.

¿Estamos equivocándonos en quién recomienda y quién no medicamentos? Recientemente ha surgido la polémica en las redes sociales por los ‘influencers’ que recomiendan medicamentos que precisan de prescripción médica.

A mí eso me parece una práctica absolutamente riesgosa y llena de riesgos que no podemos permitir. Pero ahí tenemos cierto grado de responsabilidad. No sólo los profesionales de la salud, sino las industrias que captan a estos ‘influencers’ y que los pagan unas cantidades de dinero impresionantes para que en sus vídeos hagan publicidad de sus productos. Yo creo que eso es de una irresponsabilidad impresionante.

En su experiencia profesional su CV siempre ha estado ligado al ejercicio en el sistema público sanitario. ¿Qué opina del modelo privado?  ¿Cree en la convivencia entre estos dos sectores?

La convivencia entre la sanidad pública y la privada es absolutamente necesaria. Tenemos un sistema público de salud muy bueno con unos profesionales impresionantes, pero también hay una red sanitaria privada que está ahí y que tiene todo el derecho del mundo a existir. Nosotros defendemos la colaboración pública-privada, pero tenemos la obligación de conseguir que la red sanitaria pública sea la mejor y que haga innecesario el recurso a la red privada. Es decir, que nadie se vea en la situación de decir “esto no me lo da en la pública, me tengo que ir a la privada". Dicho esto, colaboración público-privada perfecto, siempre que la privada no parasite a la pública.

Koldo Martínez, también médico de profesión, denuncia que aunque falten especialistas en unas áreas en otras se van a ejercer al extranjero.

Koldo Martínez, también médico de profesión, denuncia que aunque falten especialistas en unas áreas en otras se van a ejercer al extranjero.


Uno de los socios del Gobierno de coalición, Unidas Podemos está bastante en contra de la sanidad privada. Además, durante la campaña electoral llegaron a hablar de crear una industria nacional de producción de fármacos. ¿Qué le parece la idea de centralizar la fabricación de fármacos?

La investigación farmacológica hay que impulsarla desde el sector público, pero esto es un trabajo muy complejo y necesita de unas inversiones económicas muy potentes, también en personal. Hoy en día, el Estado podría impulsar investigación farmacológica en determinadas áreas pero no en todas. Pensar que la red sanitaria pública o que el Estado va a ser capaz de impulsar la investigación farmacológica única y exclusivamente en el ámbito público sin contar con el privado me parece soñar. No sé si un buen sueño o una pesadilla, pero un sueño. E insisto, también en este ámbito es absolutamente necesaria la colaboración público-privada, sin que la investigación privada se haga de tal forma que destruya la red sanitaria pública.

Una última pregunta. Es usted especialista en sexualidad humana un ‘temario’ que podría verse afectado por esa medida educativa tan de actualidad llamada ‘pin parental’. ¿Qué opina sobre esto? Además del debate de si debe ‘vetarse’ o no este tipo de contenidos, ¿quién cree que debe enseñar sobre, por ejemplo, educación sexual en un colegio? ¿un médico, cualquier profesor, un psicólogo…?

Hablar de pin parental me parece un eufemismo. De lo que estamos hablando es de censura educativa. Las  instituciones públicas tienen la obligación de dar una educación global de la mejor calidad, una educación que forme a los niños y niñas en espíritu crítico, en valores y, por lo tanto, estoy absolutamente en contra. Sobre quién debe dar este tipo de formaciones, me remontaré al plan educativo-afectivo Skolae que pusimos en marcha en Navarra. En él, que fue muy controvertido, las personas que impartían las clases eran aquellas que se habían formado para impartir ese programa. Podían ser profesores del propio instituto, psicólogos, enfermeras, sexólogos... En concreto en Navarra hubo unas personas que fueron las que diseñaron el programa, que fue muy trabajado, pero luego hubo un cuerpo de docentes que formaron a las personas que iban a impartir las clases a los niños y niñas.

Le interrumpo un momento, habla de enfermeras. ¿Está a favor de la presencia de enfermeras escolares?


"Soy partidario de la presencia de personal de Enfermería en los colegios"


Soy partidario de la presencia de personal de Enfermería en los colegios. Una de las grandes apuestas que tenemos que hacer en este momento a nivel de atención a la salud es prevención de enfermedades y promoción de la salud. Y, desde luego, la escuela es un lugar maravilloso para que el personal de Enfermería pueda hacer prevención de enfermedades y promoción de la salud. Por lo tanto, sí a las enfermeras en las escuelas.

Y cómo va ese Plan de Salud Sexual. ¿Sigue vigente con el cambio de Gobierno? Hay veces que todos estos proyectos (como pasa con los sanitarios) los pone en marcha un equipo y luego, tras las elecciones, el siguiente lo rechaza.

Sí, sigue vigente. De hecho, empezó como un programa piloto tanto en colegios públicos como en colegios concertados y hoy en día el programa se está dando en el 99 por ciento de los colegios navarros.

Como si se tratara de un pacto con el proyecto… parecido al que piden los profesionales sanitarios con la sanidad.

El pacto por la sanidad es absolutamente necesario. Es lo que hemos estado hablando antes, mientras sea por acuerdo, adelante. Es absolutamente necesario un pacto por la sanidad. Y claro, los pactos no se pueden coordinar pensando en los cuatro años que va a durar mi Gobierno. No. Tienen que ser pensando en el medio a largo plazo. Eso es una exigencia que los partidos políticos se tienen que hacer a sí mismos. Si no somos capaces de decidir sobre nuestros intereses a corto plazo, mal vamos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.