28 de abril de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:00
Autonomías > Navarra

"Navarra es foral y debe estar en la Comisión de Precios de Medicamentos"

El diputado de Geroa Bai Koldo Martínez dice que Navarra debe pedir tener más peso en este aspecto

El portavoz de Geroa Bai en el Parlamento de Navarra, Koldo Martínez.
"Navarra es foral y debe estar en la Comisión de Precios de Medicamentos"
Javier Roibás
Miércoles, 01 de marzo de 2017, a las 09:20
El portavoz de Geroa Bai en el Parlamento navarro y médico de profesión, Koldo Martínez, ha repasado con Redacción Médica la situación de la sanidad en la comunidad. Los retos del sector y las consecuencias de los recortes económicos durante la crisis han sido algunos de los puntos que ha tocado Martínez en la conversación, en la cual ha asegurado que Navarra debe tener más presencia en la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos, la cual considera que "no trabaja con la transparencia que debiera".  

¿Cuáles cree que son los retos ante sí la sanidad navarra?

El primero es revertir todos los recortes que se produjeron en la sanidad navarra en los últimos años y que han afectado de manera profunda a la calidad de la asistencia sanitaria. En Navarra teníamos a gala decir que teníamos una de las mejores sanidades del Estado. Creo que era una exageración cuando lo decían otros y, ahora que en teoría nos tocaría decirlo a nosotros, también me parece que es una exageración.

Tenemos un nivel de atención sanitaria muy digno, pero los recortes influyeron de forma terrible en la calidad de la asistencia. Se dieron a todos los niveles y estamos dando los primeros pasos para intentar revertir esos recortes.

¿En qué afectó a la calidad de la asistencia?

La escasa inversión en tecnología que se ha hecho en los últimos años en Navarra hace que en este momento tengamos una tecnología menos rica y menos avanzada que lo que debiéramos tener, aunque, insisto, se están dando pasos para mejorar toda esta cuestión. Por ejemplo, se han comprado ecógrafos para los centros de salud, a finales de este año se pondrá una resonancia en el Hospital Reina Sofía de Tudela…

Por otro lado está la calidad del empleo. En sanidad hemos tenido y seguimos teniendo una interinidad que es excesiva. Yo diría que esas dos son fundamentalmente las consecuencias de los recortes.

Además de la interinidad, ¿destacaría algún otro problema para los profesionales en Navarra?

Venimos de unos años en los que no ha habido ofertas públicas de empleo en sanidad, por lo que tenemos unas plantillas ajustadísimas, lo cual produce que estén sobrecargadas.

Por otro lado, hemos recibido unas listas de espera intolerables a todos los niveles. Tengo que decir que gracias al esfuerzo de los profesionales, a la racionalización que se está impulsando desde las direcciones de los centros hospitalarios y de Atención Primaria y gracias en parte también a que en la elaboración de las soluciones a estos problemas están participando los profesionales, hemos conseguido disminuir mucho la lista de espera para primeras consultas. Para mí son las más preocupantes porque al hecho de que el paciente tenga una dolencia se le suma el no saber qué le está pasando.

Esto ha motivado que aumenten en cierta manera las listas de espera en algunas pruebas complementarias y también para intervenciones quirúrgicas. Creo que lo importante es la disminución en la lista de espera de primera consulta.

Otro tema ha sido la falta de participación. Hemos venido de unos gobiernos en los que la participación de los profesionales ha sido absolutamente inexistente. Estamos recuperando la participación de los profesionales y de los usuarios en la toma de decisiones, lo cual es verdad que a veces dificulta la toma de las mismas, pero creemos que es un valor fundamental que tenemos que seguir impulsando.

¿Cómo valora la actuación de Fernando Domínguez al frente del Departamento de Salud?

El consejero de Sanidad es un cirujano general, una persona muy reconocida en la sociedad navarra, no solo por su nivel profesional sino también por su talante humano, y creo que las decisiones que se están tomando, a pesar de que algunas están generando bastante revuelo social, o más bien mediático, creo que la gestión del actual consejero está siendo muy valorada por parte de toda la población, con la lógica queja de las listas de espera. Aunque insisto que es algo a lo que se le está dedicando mucho esfuerzo y que se está mejorando.

¿Cuáles cree que deberían ser las reclamaciones de Navarra en el Consejo Interterritorial?

Tenemos las competencias de sanidad y seguimos pensando que el máximo nivel de autonomía, también en la gestión de la sanidad, es importante. Creo que estamos demostrando que somos capaces de gestionar nuestros propios recursos.

Uno de los temas que hemos visto en este momento es que queremos la presencia de Navarra de forma constante en la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos. Vemos que esta comisión no está trabajando con la transparencia que debiera y, en la medida que nosotros somos un sistema foral, que gestionamos nuestros propios recursos, creo que deberíamos tener una mayor presencia en esta comisión. Que sepamos no hay ninguna comunidad con presencia en la Comisión.

Acerca de que Navarra tenga más presencia en la comisión sobre precios de fármacos, ¿valora como una posibilidad que en la comunidad se hagan subastas como en Andalucía?

El tema de las subastas podría ser una buena solución, pero Navarra al mismo tiempo es una comunidad pequeña para hacerlo. Habría que ver mecanismos que pudiéramos tomar de manera más integrada junto con otras comunidades. Para poder hacer esta cuestión sería ideal un tamaño mínimo de población.

Por otro lado, el Estado acaba de recurrir el Decreto Foral sobre Salud Sexual y Reproductiva. ¿Qué valoración hace?

Llevamos 17 leyes recurridas por la Abogacía del Estado. Cuando desde el Estado se suprimió la asistencia a los inmigrantes en situación administrativa irregular, en el Parlamento aprobamos una ley diciendo que a pesar de eso, haciendo uso de nuestra autonomía, íbamos a seguir ofreciendo la sanidad a todas las personas que vivieran en Navarra, independientemente de su situación administrativa. Esto nos ha vuelto a pasar ahora con el Decreto de Salud Sexual y Reproductiva, dado que el Estado recurre uno de los puntos que dice que las personas tienen derecho a la salud sexual independientemente de su situación administrativa. Consideramos el recurso un error grave y una injusticia.

El tema está recurrido y no hay solución hasta este momento. Pensamos que la salud sexual y reproductiva es un derecho de todos los ciudadanos y vamos a seguir adelante con ello.

De hecho, el decreto por el que asegurábamos la sanidad universal fue recurrido, pero partes del mismo fueron levantadas por el Tribunal Constitucional, con lo cual, en Navarra seguimos a la espera de la solución definitiva a ese recurso por parte del Constitucional, aunque seguimos aplicando la atención sanitaria a toda persona que lo necesite.

¿Cómo valora que se extienda la carrera profesional a todos los sanitarios?

Navarra fue de las primeras comunidades en regular la carrera profesional y creo que fue un buen intento. Lo cierto es que, aparte de intentar regular lo que es la carrera profesional, con mejor o peor resultado, se quedaron varios colectivos de profesionales de la salud fuera de esta regulación. La ley recogía principalmente colectivos de sanitarios del propio Servicio Navarro de Salud pero se quedaban fuera profesionales que estaban trabajando como sanitarios en otras áreas del Gobierno de Navarra. Lo que se ha hecho es darle la vuelta a esta situación, integrar a estos profesionales y reconocerles el derecho a la carrera profesional.

En mi opinión, se ha devaluado lo que se pretendía con el reconocimiento de la carrera profesional, es decir, provocar un afán de mayor trabajo, estudio, investigación… se ha convertido en una especie de reconocimiento de la antigüedad. Es una pena, porque yo creo que el reconocimiento de la carrera profesional también debería servir para todo eso.