Agresiones a médicos y enfermeros en 2019: una paliza o vejación cada 48h

Redacción Médica hace una recopilación de los principales ataques perpetrados contra profesionales sanitarios en 2019

Mapa de agresiones a sanitarios en lo que va de año.
Agresiones a médicos y enfermeros en 2019: una paliza o vejación cada 48h
mar 29 enero 2019. 19.00H
En lo que va de año se han registrado un total de 13 agresiones contra profesionales sanitarios. O al menos ese es el número de agresiones que han saltado a los medios de comunicación durante este mes, llamando especialmente la atención por su gravedad una supuesta agresión sexual cometida por dos hombres contra una trabajadora del Hospital Comarcal de la Marina Baixa (Alicante).

Y es que según estas cuentas, en España hay una agresión cada dos días.  De las registradas, ocho han sido contra médicos, tres contra profesionales de Enfermería, y dos contra trabajadores del hospital.

De las agresiones regristradas, 8 han sido contra médicos, 3 contra enfermeros, y 2 contra trabajadores del hospital



En la cronología de violencia generada contra sanitarios, el año comenzó con la mencionada agresión sexual, a la que le siguió dos días después una doble agresión protagonizada por un paciente recién operado en el Hospital de Manacor,  que no dudó en lanzar varios puñetazos a sus cirujanos y a la anestesista, sin motivo aparente.

Otra de las agresiones que más repercusión ha tenido dada su brutalidad fue la que recibió un joven enfermero en el metro de Barcelona cuando acudía a su puesto de trabajo. El joven fue increpado por cuatro individuos durante el trayecto y tras intentar ignorarlos y cambiarse de asiento, continuaron acosándolo con insultos. Finalmente, cuando el enfermero se dispuso a bajar en su parada, le amenazaron, profirieron contra él insultos homófobos, le derribaron y le patearon la cara.

En el servicio de Urgencias del Hospital de Jerez, una enfermera fue agredida por un joven al que iba a sacarle sangre. El agresor, sin motivo alguno, la atacó, tirándola del pelo y lanzándola contra el suelo, lo que le provocó varias contusiones.

Pocos días después, en el Hospital Clínico de Málaga, otra enfermera sufrió una lesión en el brazo por culpa de la agresión protagonizada por un paciente. Este logró liberarse parcialmente de las sujeciones mecánicas que le inmovilizaban a la cama para agredir a la profesional, agarrándola del brazo y retorciéndoselo. Este hecho dejó de baja a la enfermera.

Médicos perseguidos


El caso más llamativo por su dimensión sucedió en la localidad de Encinas de Abajo (Salmanca). Allí el facultativo fue atacado mientras atendía a un familiar de los agresores, los cuales llegaron incluso a perseguirlo con sus coches. Afortunadamente, el rápido despliegue policial de Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local consiguieron detenerles a tiempo.

En esta estadística, donde se registraría una agresión cada dos días, hay una médico que tuvo la mala fortuna de padecer dos agresiones en la misma semana. Los incidentes se produjeron en Motril, el martes y el viernes del pasado 18 de enero, cuando la madre de un paciente amenazó a la doctora y a la familia de la misma en reiteradas ocasiones. La facultativa tuvo que darse de baja y está "muy afectada" por lo ocurrido, según denunció en su momento el Sindicato Médico.

Impaciencia en la sala de espera


Otro caso llamativo durante este mes de enero fue la agresión que cometió un paciente contra un médico, después de estar solo siete minutos de espera antes de ser atendido. Tras la agresión el individuo huyó para evitar ser identificado. Afortunadamente, la Guardia Civil y la Policía Local de Illora (Granada) lograron detener al agresor, que fue puesto a disposición judicial.

La mayoría de las agresiones que se comenten contra sanitarios terminan en los juzgados



El último ataque cometido contra un profesional sanitario sucedió el pasado viernes en el Hospital de Son Espases (Mallorca). Allí una médica, especialista en Anestesiología, sufrió el ataque, los insultos y las amenazas de un paciente que tenía programada una intervención. El celador, además de los insultos protagonizados por el paciente, recibió varios golpes en la cara que le ocasionaron una herida sangrante al clavarse sus gafas.

Condenas


Por suerte, la mayoría de las agresiones que se comenten contra sanitarios terminan en los juzgados. En el primer mes del año ya se han conocido condenas, aunque muchas de ellas parecen insuficientes. Es el caso de un hombre que propició un puñetazo a una doctora de Linares, al que ahora el Juzgado de lo penal nº2 de Jaén ha condenado a cinco meses de prisión y una multa de 539,84 euros.

En esta misma línea, el Juzgado de lo Penal número 2 de Palma condenó la pasada semana a un joven a seis meses de prisión por un delito de atentado tras intentar agredir y amenazar con "romperle los dientes" a un médico del hospital de Son Llàtzer en su propio despacho en abril de 2018.

El procesado reconoció los hechos ante la sala y se conformó con la pena. Inicialmente, el Ministerio Público solicitaba diez meses de cárcel para el hombre, pero redujo su petición hasta fijarla en medio año.

Observatorio contra las agresiones


No será hasta el próximo 15 de marzo, Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios, cuando se conozcan datos actualizados del Observatorio Nacional de Agresiones elaborado por la Organización Médica Colegial (OMC) referidos a 2018. En 2017, ya se registraron 515 agresiones a médicos en 365 días, 20 más que en 2016.

Las altas cifras de agresiones contra personal sanitario ha obligado al Ministerio de Sanidad a tomar cartas en el asunto. Es por eso que desde Sanidad conjuntamente con el Ministerio del Interior habilitarán la aplicación para móvil Alertcops, para que médicos y enfermeros pueden comunicar una agresión determinado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

En estos momentos, y según ha podido saber este medio por fuentes del Ministerio del Interior, sigue en proceso de implantación por el cual establecer un proceso de comprobación del usuario y asegurarse de que la persona que se registra pertenece al colectivo sanitario. Esta comprobación dependerá directamente del Registro Estatal de Profesionales Sanitarios, anunciado por el Ministerio de Sanidad. 

Según lo anunciado, esta app permitirá a los profesionales sanitarios contar con un “botón antipánico” en el propio teléfono móvil, que lanzará una alerta con geoposición al centro policial más cercano y que, adicionalmente, grabará 10 segundos de audio que se enviará a la Policía junto a la denuncia. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.