Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

La reforma fiscal de Vara quiere acabar con las 200.000 personas en lista de espera

El presidente relaciona la política fiscal que va a impulsar con la defensa de la sanidad pública

Viernes, 09 de octubre de 2015, a las 18:08
Redacción. Mérida
El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha manifestado que el objetivo del Plan Económico Financiero que se ha presentado al Ministerio de Hacienda es “mover los impuestos para que no haya 100.000 personas esperando a ser atendidas”, en referencia a los pacientes del SES que aún no han sido citados, “y 200.000 en total en listas de espera”.

Guillermo Fernández Vara.

En su comparecencia posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el presidente ha relacionado la política fiscal que va a impulsar la Junta de Extremadura con la defensa de la sanidad pública y con la necesidad de saldar la deuda con los proveedores que dejó en herencia el gobierno de José Antonio Monago.

Para el presidente de la Junta de Extremadura, que ha aludido al “debate que algunos han querido poner sobre la mesa  respecto a  subidas o bajadas de impuestos”, la cuestión “no es si se suben o bajan los impuestos, sino si la sanidad es sostenible o no”, y ha acusado al PP de tener “un plan perfectamente orquestado para desmontar el sistema público de salud” y de ser “un partido al servicio de los negocios”.

Fernández Vara ha asegurado que la reforma fiscal del gobierno de Monago, anunciada en febrero de este año, y que suponía una bajada de impuestos, fue un acuerdo adoptado un mes después de que también se hubiera decidido no incluir más nombres en las listas de espera sanitarias.

“Se estaban bajando los ingresos mientras se estaba condenando a 100.000 personas a no aparecer en ninguna lista de espera”, ha señalado Vara, quien ha añadido que “el negocio de la sanidad privada nunca estuvo tan próspero como ahora”.

Para Fernández Vara, “todo cuadra, a ellos no les importaba que hubiera 100.000 personas sin estar citadas en ningún sitio”, puesto, que al generar esa “enorme bolsa de gente esperando para ser atendida, posteriormente desgravas fiscalmente las pólizas privadas y consigues el negocio”.

“De esas 200.000 (personas en lista de espera), hay algunos a los que el PP ha bajado los impuestos que pueden pagarse la sanidad privada pero hay otros muchos que no, y yo estoy para defender a los que nos pueden pagar la sanidad privada ni la escuela privada, y ese es el debate, no si subes o bajas un punto el IRPF”.