Redacción Médica
15 de agosto de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El médico debe poder jubilarse sin perder tanto poder adquisitivo

La jubilación forzosa de los médicos es un problema que las administraciones no están sabiendo gestionar

Gabriel del Pozo y Alfonso Alonso, de pie, junto a Fernando Rivas y Antonio Cabrera.
El médico debe poder jubilarse sin perder tanto poder adquisitivo
Laura Díez
Joana Huertas
Sábado, 20 de mayo de 2017, a las 17:00
La implantación de la jubilación forzosa del médico en algunas Comunidades Autónomas y su diferente aplicación lleva generando dudas y conflictos desde que asomó a la actualidad en 2012. Las complicadas situaciones a las que se enfrentan los facultativos cuando llegan a los 65 años y tienen que abandonar su puesto, con una notable pérdida de su nivel adquisitivo han potenciado que representantes sindicales y aseguradoras privadas busquen soluciones para hacer el paso menos amargo y más plagado de garantías. Sobre ello debaten para Redacción Médica varios expertos en la situación actual del médico que llega a la edad de jubilación. 

¿Cuál es la regulación actual de la jubilación forzosa del médico?

Alfonso Alonso, abogado y asesor jurídico del Colegio de Médicos de Segovia: En el año 2012 salieron distintas normativas en las Comunidades Autónomas, donde se implantaba la jubilación forzosa a los 65 años y se regulaban varias excepciones en las que se podría seguir con la actividad. En Castilla y León, por ejemplo, que esa persona no se pudiera sustituir por otra que tuviera sus conocimientos técnicos y científicos, que tuviera unas técnicas determinadas que no se pueden sustituir, o que no tuviera una cotización que no fuera la adecuada para su antigüedad. Desde que se implantó, en algunas CCAA se ha llevado a los tribunales y en algunas se ha conseguido tumbar esa jubilación forzosa. 

Alfonso Alonso sobre la situación desigual entre CCAA . 


¿Estos cambios legislativos cómo afectan a los facultativos? ¿Hay inquietud en el sector?

Antonio Cabrera, secretario general de la FSS-CCOO: Desde CCOO entendemos que lo que es un problema es que sea un problema la jubilación de los médicos, porque no lo hay en ningún otro colectivo. Tendríamos que analizar las causas de por qué supone un problema. Lo que proponemos son cambios normativos que favorezcan que el facultativo se quiera jubilar, lo antinatura es que una persona que llegue a los 65 años, por factores externos a la profesión no quiera jubilarse o que la jubilación sea un impedimento difícil de resolver. Nosotros hemos propuesto al Ministerio la necesidad de eliminar el tope de cotización y eliminar el tope de la pensión máxima, porque tenemos la más baja de toda Europa. En Italia, por ejemplo, son 100.000, aquí 45.000. Es una fórmula además para potenciar el déficit que están teniendo las pensiones, estamos dejando de ingresar 30.000 millones de euros. 

Por lo tanto, hay dos problemas importantes para que el personal facultativo no se quiera jubilar. Por un lado, que las pensiones no están acorde a lo que se percibe, y por otro, hay un problema asistencial real, la falta de planificación de recursos. Si se resolvieran esos dos asuntos seguramente no sería un problema la jubilación. 

Gabriel del Pozo, vicesecretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM): Yo lo primero que diría es que el título de entrada ya me chirría: jubilación forzosa no, debe haber voluntariedad para que los médicos decidan cuándo y cómo se quieren jubilar. Lo que no es normal es que estando en activo tus ingresos sean muy superiores a los que vas a tener con una jubilación, no es normal la planificación que hay ahora mismo. Es un problema que los médicos se jubilen, ¡es que es un problema que los médicos se jubilen!, porque no hay planificación de sustitución. Los MIR que están entrando actualmente deberían ser en un número equivalente al de la gente que se jubila, tenemos mucha población que no puede trabajar luego en España, es gente que se está formando para salir fuera del Sistema. Calculamos que un tercio de profesionales sanitarios en estos 10 años se jubilan y no hay un tercio formándose para sustituirlos. Dejemos que decidan los profesionales médicos, que no solo quieren jubilarse con la edad obvia, los hay también que lo que quieren es una jubilación anticipada siempre que esté bien reconocida. 

Con estas propuestas claras, ¿qué respuesta se ha dado desde Sanidad?¿Hay voluntad de solventar la situación?

Antonio Cabrera: En las pensiones no tiene competencia Sanidad, la tiene la Seguridad Social, y ahí sí que estamos teniendo un debate. Hay otra vertiende para nosotros muy importante, que es una de las cosas que el Gobierno ha puesto en riesgo: la revalorización de las pensiones. No se puede jubilar una persona sabiendo que en los próximos 10 años va a perder poder adquisitivo porque suben las pensiones el 0,25. Para nosotros, que suscribimos el Pacto de Toledo, la principal prioridad fue siempre garantizar la no pérdida de poder adquisitivo. No vemos voluntad porque vemos que hay intereses ajenos a los interlocutores que estamos sentados que ven un negocio para poder vender fuera, y eso es un handicap. Ahí sí que vamos a ser muy beligerantes con el Gobierno. 

Antonio Cabrera explica los problemas de la jubilación forzosa. 


No nos parece lógico que el Ministerio llegue a una Mesa de Negociación y seamos los sindicatos los que aportemos los datos. Hay bastante unidad sindical en este momento y yo creo que para el Ministerio es un problema. Estamos mandando todas las propuestas acordadas, hemos propuesto que se quede el contrato de relevo por unanimidad de todos los sindicatos. Hay médicos de emergencias que no pueden estar a los 65 años, ¡es inviable! y además no tienen puestos donde reubicarse. Queremos una jubilación anticipada para determinados puestos, y ahí tendría que intervenir Empleo. Como digo, mucha unanimidad por parte sindical y hasta ahora ninguna o nula respuesta por parte de la Administración. 

Gabriel del Pozo: Comparten con nosotros la postura pero no ponen nada de su parte para hacer nada. Como dice Antonio, estamos haciendo propuestas conjuntas que son de lo más lógico. Nuestras características no se están teniendo en cuenta de cara a las jubilaciones, y hay una serie de colectivos a los que sí se les consideran para tener derecho a esa jubilación anticipada: su tiempo de trabajo, sus características específicas... es así para bomberos, religiosos, policías... nosotros, igual que CCOO, tenemos una propuesta también de cara a la jubilación que haremos pública en breve tiempo. 

Fernando Rivas, consejero de Mutual Médica: Tal como se ha planteado el debate, tiene una parte jurídica, la legislación vigente con reales decretos y leyes como consecuencia de una crisis, que a pesar de estar repuntando según los datos económicos el Gobierno no quiere revertir la situación -ahí podemos hablar incluso de una tasa de reposición que pasa de un 10 por ciento a un 50 por ciento y no la quieren seguir subiendo pese a que va a haber una gran jubilación de profesionales en los próximos años. Hay una parte laboral, que puede suponer también la pérdida de ese conocimiento de los profesionales, de valor incalculable que es ambién un valor de transmisión. Y hay también una parte de modelo de previsión social, que es el tema de las pensiones y de la pérdida de poder adquisitivo, mucho más alta que en otros colectivos. 

Los participantes en un momento del debate.

Los participantes en un momento del debate durante la intervención de Gabriel del Pozo. 


Hace poco decía, creo, Tomás Burgos, secretario general de la Seguridad Social, que los españoles percibían una jubilación próxima a un 83 por ciento del capital. Por parte de Mutual Médica coincidimos en que tiene que haber una revisión profunda del Pacto de Toledo e ir hacia vías donde no haya un techo de gasto. Pero también pensamos que los médicos pierden en torno a un 60 por ciento del poder adquisitivo. Es decir, no están perdiendo un 20 por ciento como la mayoría de la población, sino hasta un 60 por ciento. Por eso nosotros tratamos siempre de transmitir a nuestros mutualistas la garantía de que lo que van a meter como plan de jubilación y plan complementario lo van a recibir a futuro con garantías de intereses. Además como no tenemos un ánimo de lucro, todo lo que la entidad produce es participación en beneficios para los mutualistas, lo que da un valor que es fundamental. Debemos generar cierta cultura de ahorro personal sin que eso signifique que no se tenga que mejorar, sin duda, la Seguridad Social. 

¿Cómo se puede articular el traspaso de toda esa experiencia adquirida por el profesional a los médicos jóvenes? ¿Qué propuestas hay en este sentido? 

Antonio Cabrera: ¡Es que está regulado! Lo que pasa es que no se aplica. Creamos el personal emérito, que era eso, la sabiduría, trasladarla a los nuevos profesionales. ¿Quién lo ha desarrollado? Nadie. Los inventos están, el problema es la falta de voluntad política. El Estatuto Marco recogía muy bien esta situación idílica, donde los médicos se quisieran jubilar y otros pudieran seguir en temas de aprendizaje o docencia. Pero nadie lo quiere regular. 

¿Por qué? 

Antonio Cabrera: Porque hay falta de voluntad política, no hay otra. O incompetencia, y entonces ya no sé qué es peor. Recuerdo que Andalucía empezó a regular el personal emérito, fue la primera que aplicó la jubilación a los 65 años, y duraron un año los programas formativos, porque necesitaban inversión. 

Gabriel del Pozo señala que no hay planificación de sustitución.


Gabriel del Pozo: La carrera profesional también está regulada, pero parada o estancada en la mayor parte de las Comunidades Autónomas. Al final todo es un problema económico; hay un problema de dineros pero hay un mayor problema de cómo se están gestionando los dineros, no que con el dinero de Sanidad se vayan tapando otros agujeros. Por ejemplo, los impuestos a las bebidas azucaradas y a determinadas cosas deberían ser finalistas. Todo está regulado, la gente cuanto más tiempo tiene, teóricamente más formación tiene y más capacidad de transmitir y enseñar. ¡Aprovechémoslo! Dejémosles servir y con su capacidad... porque si no tienen la capacidad y les estamos dejando servir, habrá que pedir cuentas a la Administración. 

Alfonso Alonso: En este tema veo que se están haciendo verdaderas barbaridades, todos conocemos personal muy capacitado, insustituibles, que cuando piden la continuidad laboral se la deniegan y les obligan a la jubilación forzosa. Por eso entiendo que no se está aplicando la normativa correctamente. 

¿Cómo se supervisa o evalúa a quien decide trabajar más allá de los 65 años?

Alfonso Alonso: Se evalúan por el servicio de Salud Laboral, y luego entiendo que gente del Servicio hará algún informe, pero luego ya es algo discrecional del gerente. 

Gabriel del Pozo: Hasta ahora las continuidades son democráticas, es el Jefe de Servicio quien decide si alguien se queda. Pero esto no puede ser democrático, no puede decidir alguien quién se queda y quién se va así en base a filias y fobias, tiene que estar perfectamente regulado para todos. Lo que estoy haciendo, mi empresa tiene que saberlo desde hace mucho, tenemos casi todos los sistemas informatizados, se miran resultados, que es una de las cosas que no se hace en la Administración. Que nos empecemos a evaluar todos, pero de una forma objetiva. Ese profesional que pudiera estar en riesgo a partir de los 65 años, probablemente también estaba en riesgo antes de los 65 años. 

Antonio Cabrera: Es que volvemos a lo de antes, la falta de planificación. Yo soy un profesional y no me quiero ir, y no explico mi técnica, no desarrollo, no formo y me hago imprescindible, pero ese es un problema de ese hospital, del gerente, del Jefe de Servicio que no ha planificado suficiente para que se transfieran los conocimientos. Lo que no puede ser es que eso se convierta en la perversión de algunos profesionales o en el amiguismo de algunos Jefes de Servicio con algunos facultativos. ¡No regulemos más cosas!, que al final se pervierte la norma. La presión que tenemos hoy en los profesionales sanitarios es todo lo contrario, se quieren jubilar antes de los 65 años. ¿Por qué no el colectivo médico? Yo lanzo la pregunta...

Fernando Rivas defiende la pensión complemetaria.


Fernando Rivas: Por el poder adquisitivo, obviamente. Has dado justo en la clave, cómo otros profesionales sanitarios buscan su jubilación y la quieren antes de los 65 años y en cambio los médicos en el mismo entorno, como pierden un poder adquisitivo tan elevado, no quieren jubilarse, lo que quieren es prolongar y es cuando se encuentran todas las situaciones de problemas. Es clave una buena reforma de la Seguridad Social, todo lo que sea en favor del profesional médico, pero tengo que decir que también hay que pensar en uno mismo desde pronto. Nosotros desde Mutual Médica tratamos de concienciar a los médicos jóvenes de ese futuro incierto en el cual cada vez hay que cotizar más años, puede que se suba la base de cotización y hay que pensar en nosotros mismos, poner nuestro grano de arena. Todos al final en la cuenta siempre tenemos algo líquido para poder hacer un gasto... ¿por qué no plantearnos a futuro también eso? 

¿Qué respuesta dan los médicos jóvenes cuando se les explica cuál va a ser su situación de cara a la jubilación?

Fernando Rivas: Están más preocupados de todos los demás temas que les repercuten, de si van a tener contratos de interino o no. Hay casos de compañeros que sabiendo que se jubilan, el Jefe de Servicio le hace una planificación, ayuda a un médico joven, se forma en una técnica compleja, el médico se jubila y el contrato que recibe ese relevo es de 3 meses, cuando el compañero se ha jubilado. Están más preocupados por eso que por la jubilación, pero queremos que les vaya sonando la mutualidad de los médicos, lo importante es que lo vayan teniendo en la cabeza. 

¿Qué hay que hacer para que todo esto se desbloquee y se dé un paso adelante para solucionar la situación? 

Antonio Cabrera: El problema en Sanidad es el modelo de financiación que hay. También hemos puesto encima de la mesa que la financiación tiene que ser finalista o semifinalista. Hemos hecho propuestas concretas. Tenemos gasto por habitante en Comunidades que duplican al de otras, y así difícilmente se van a dar las mismas prestaciones, porque al final de todo lo que estamos hablando es de financiación. Hemos perdido más de 40.000 empleos y no podemos recuperarnos hasta que nos eliminen la tasa de reposición. Hemos hecho un buen acuerdo para no seguir perdiendo empleo, que no es poco. Las condiciones de trabajo se han deteriorado muchísimo, hoy un médico de urgencias puede atender una media de 400 urgencias, ¡es una locura! Cualquier día va a pasar algo importante, porque no se le puede dedicar el tiempo suficiente. Necesitamos un modelo de financiación suficiente, suficiencia financiera, y desde luego, mientras que eso no se garantice, el sistema sanitario está en riesgo. Hemos pasado del 6,9 por ciento o incluso del 7,2 por ciento en el techo del PIB, al 5,9 por ciento actual, y hemos comprometido con Europa el 5,3 por ciento... ¿Qué sistema sanitario queremos?

Fernando Rivas, Antonio Cabrera, Laura Díez, Gabriel Del Pozo y Alfonso Alonso.

Fernando Rivas, Antonio Cabrera, Laura Díez, Gabriel del Pozo y Alfonso Alonso. 


Gabriel del Pozo: Estoy totalmente de acuerdo. Las soluciones yo creo que son factibles, están encima de la mesa y otra cosa son las ganas de ponerlas en marcha. Otra cuestión es que discutimos con Sanidad, en los medios sanitarios, y al final a lo mejor habría que discutirlo con Hacienda, porque realmente es donde nos están poniendo todas las trabas. Hay una serie de pilares básicos de la sociedad, como educación, como sanidad, que realmente nos deberíamos replantear muy mucho los recortes económicos en las inversiones que se realizan ahí, y plantearnos a lo mejor que los recortes pueden venir de otro lado. Lo que pasa es que es mucho más fácil recortar en educación y sanidad porque la mayor parte de los profesionales somos funcionarios y se nos puede aplicar el recorte muy fácilmente, y en otros colectivos es menor. 

Conclusiones del debate

Alfonso Alonso: La jubilación forzosa está ahí, pero en Atención Primaria se está relajando un poquito, porque se encuentran que no tienen profesionales sanitarios para cubrir bajas o plazas en determinadas zonas, pero es la excepción. La situación es que no se conceden las jubilaciones forzosas y que no se está aplicando la normativa a las excepciones que dice la ley, hay una enorme imprevisión. Se están perdiendo profesionales muy capacitados que están siendo muy difíciles de sustituir. Entiendo que se debería aplicar correctamente la normativa. 

Gabriel del Pozo: De entrada, desaparición de la jubilación forzosa, jubilación voluntaria bien remunerada en base a lo que tú hayas ingresado y cotizado. Que esté planificada la sustitución de profesionales, que la voluntariedad sea aplicada en base a la regularización actual existente. Que haya planificación y desarrollo profesional, que los profesionales capacitados sigan formando a los que vienen detrás y que haya profesionales detrás para poder sustituirles, pero que les mejoren las condiciones laborales para que no esté en precario. Que haya financiación del SNS que permita corregir el problema de la jubilación y que la previsión económica sea suficiente y finalista. 

Antonio Cabrera: Las dos aristas del problema de la jubilación son las pensiones, que requieren una reforma, y la planificación de recursos humanos. El debate debería ser al contrario, por qué un bombero tiene unas especiales circunstancias para jubilarse y el médico no. ¿Qué diferencia tiene con un médico de emergencia, que tiene que esperar a los 65 años y perder unas condiciones económicas importantes? Además tenemos un problema: la financiación. Mientras que no se resuelva, vamos a seguir teniendo este y más problemas. 

Fernando Rivas: Por mi parte y por parte de Mutual Médica, insistir en que el sistema público de pensiones requiere una reforma clave y que hay que abordarlo ya. Los actores implicados van a luchar porque eso se consiga y nosotros apoyaremos todas las medidas que supongan una mejora del sistema actual de pensiones. Pero hay que recordar también el sistema de pensión complementario, y ahí es donde Mutual Médica quiere hacer hincapié y recordar a los médicos que cuentan con una mutualidad que es de ellos, en la que los beneficios les repercuten a ellos, en la cual tienen aparte la alternativa al RETA, que les va a poder permitir trabajar incluso después de su edad de jubilación percibiendo el 100 por cien de la pensión. 

Primera parte del debate. 

Segunda parte del debate sobre la jubilación forzosa del médico.