"Estos premios ayudan a normalizar los referentes femeninos en la sanidad"

Ahmed Hababou, director general de Carburos Metálicos, entrega el galardón en la categoría de Dirección/Gestión a Cristina Granados Ulecia, gerente del Hospital de Torrejón.
"Estos premios ayudan a normalizar los referentes femeninos en la sanidad"
13/16
La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha clausurado la gala de los Premios Sanitarias 2019. Encargada de entregar el último premio, reconociendo la trayectoria de la investigadora María del Carmen Maroto, la ministra ha hecho hincapié en la importancia de la celebración de estos premios para que haya referentes femeninos en un sector como el sanitario. 


Estos premios, impulsados por el diario Redacción Médica y su empresa editora Sanitaria 2000, cuentan con el patrocinio principal de Carburos Médica, y el respaldo de Air Liquide Healthcare, AMA, Chiesi, Janssen, MSD, Quirónsalud, Ribera Salud Grupo y Adeslas SegurCaixa, tienen el propósito, como en ediciones anteriores, de visibilizar el protagonismo y el talento de la mujer dentro del sector de la salud.

María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad.

"En este acto se reconoce el esfuerzo y la valía de las profesionales en todos los sectores sanitarios. Este premio no es solo una forma de reconocimiento, sino una forma de visibilizar el trabajo de las mujeres ante la sociedad y en particular ante los niños, teniendo así referentes profesionales tanto femeninos como masculinos", ha recalcado la ministra Carcedo, que ha destacado que, desde la antigüedad, "las mujeres nos hemos dedicado a la salud, aunque pocas hayan entrado en los libros de la Historia. En Wikipedia solo el 17 por ciento de las entradas corresponde a mujeres, es falso, somos muchas mas". 

La ministra ha destacado numerosos estudios, entre ellos, uno publicado en 2017 en la revista Science en el que se hace referencia a los estereotipos que recaen sobre las niñas, que a partir de los seis años se empiezan a sentir menos capaces que los niños. "Solo después de mucha evidencia, los prejuicios empiezan a normalizarse. Solo después de comprobar que las mujeres pueden llegar a ser médicas, científicas, investigadoras o buenas gerentes, y de normalizarlo, lograremos derribar muros o romper el techo de cristal y el suelo tan pegajoso que nos impide avanzar", ha reivindicado Carcedo, que ha insistido en que, a día de hoy, "las mujeres no llegan a determinados puestos". 

La responsable del Ministerio de Sanidad también ha denunciado los pocos cargos que ocupan las mujeres en organizaciones mundiales de salud, así como el efecto negativo sobre el sistema sanitario que causa la discriminación: "Supone un riesgo para la salud pública y para la seguridad del paciente. Hay evidencia de que las mujeres prestan una atención sanitaria de alta calidad", ha defendido Carcedo, que ha reivindicado la figura de Martina Castells i Vallespí, la primera mujer que se doctoró en Medicina sin tener que esconderse. 

"La feminizacion de la atención sanitaria no es un problema. Aunque los datos son tozudos, aún hay menos mujeres en puestos de responsabilidad", ha insistido Carcedo, que ha destacado que se necesitan "acciones específicas que compensen las inequidades acumuladas". Algunos de estos mecanismos, ha señalado la ministra de Sanidad, son el establecimiento de cuotas, la creación de observatorios específicos para la salud de la mujer y la formación con perspectiva de género en Ciencias de la Salud. "Hay que fomentar las acciones positivas porque por cada una visible, hay 100 acciones invisibles y ocultas, que hemos asumido como normales", ha lamentado.

Por último, Carcedo ha requerido la participación de todos y todas en la búsqueda de soluciones. "Me alegra enormemente participar en este acto de reconocimiento a mujeres tan excelentes con una trayectoria maravillosa". 

Reconocimiento


Ahmed Hababou, director general de Carburos Metálicos.

Ahmed Hababou, director general de Carburos Metálicos, ha resaltado el honor que supone para la compañía participar en los Premios Sanitarias 2019: “Creo que estaremos todos de acuerdo en que estos premios se están consolidando como un vehículo para el necesario reconocimiento al papel profesional que desempeñan las mujeres en el sector sanitario”, ha argumentando.

Carburos Metálicos lleva trabajando más de 6 años de acuerdo al plan de igualdad acordado, cuyo objetivo es integrar la igualdad de trato y de oportunidades como principio en todos los procesos y políticas de Recursos Humanos. “Un ejemplo de esto es la adopción del currículo ciego en nuestros procesos de reclutamiento para cubrir nuevas vacantes. Independientemente del puesto de trabajo, este tipo de currículo nos permite centrarnos en la faceta profesional de todas las candidaturas eliminando a la vez diversos sesgos, entre ellos, el de género”, ha detallado Hababou, satisfecho con los resultados.

“Estas políticas nos han permitido alcanzar hitos que ponen en valor el talento femenino en las empresas industriales, donde su representación era tradicionalmente menor, y, en nuestro caso, ya podemos decir que contamos con aproximadamente un 30 por ciento mujeres en los puestos de dirección y gestión de nuestra empresa, incluso jefes de plantas de producción”, se ha felicitado el director general de Carburos. La compañía, quiere seguir avanzando para alcanzar de forma progresiva una presencia equilibrada y sin discriminación de la mujer dentro de los distintos grupos profesionales.

“Creo firmemente que, tanto en Carburos Metálicos como en el sector sanitario, se están dando los pasos necesarios para atraer y estimular el talento femenino en todos los niveles organizativos y, especialmente, en los puestos de dirección”, se ha felicitado Hababou, consciente de que aún queda trabajo por hacer: “Reconozco que es una lucha continua que necesita quebrar los hábitos y ser valiente y tenemos todos un largo camino que recorrer”.


Romper el techo de cristal


Leire Sopuerta, responsable de Relaciones Institucionales de Sanitaria 2000.

“¿Sabían que en el reciente examen de Psicólogo Interno Residente la mejor nota la ha sacado una mujer?”, ha preguntado Leire Sopuerta, responsable de Relaciones Institucionales de Sanitaria 2000. Igualmente, las primeras posiciones en Enfermería, Química, Radiofísica y Biología han sido para mujeres. “Ante el esfuerzo, la capacidad y el tesón se dan pocas casualidades.

Sopuerta ha destacado a las mujeres que han roto el techo de cristal en la sanidad (como Margarita Salas y Carmen Peña, premiadas el año pasado), pero también ha advertido de que “en el último año hemos presenciado el auge de movimientos que dudan acerca de que en España exista discriminación por cuestión de género”, y que las mujeres siguen percibiendo un salario hasta un 27 por ciento menor que el de los hombres en el sector sanitario.

No solo eso. “Aún quedan sociedades científicas que nunca en su historia han tenido a una mujer como líder; consejos profesionales, como el de médicos, a los que les ha costado casi un siglo que una mujer entrara a formar parte de su órgano de gobierno, y servicios hospitalarios en los que, en igualdad de condiciones, se elige como jefe a un hombre frente a una mujer por intangibles que van más allá de los méritos puramente profesionales”.

Por todo ello, la responsable de Relaciones Institucionales de Sanitaria 2000 ha reivindicado la importancia de “seguir poniendo en valor el liderazgo y la alta capacitación de la mujer en el sistema sanitario español”.


Discriminada por ser madre


Más allá de los galardones, los Premios Sanitarias han servido para evidenciar las dificultades de las mujeres en el ámbito tanto asistencial como investigador. María de la Fuente, directora de la Unidad de Nanooncología del Instituto de Investigaciones Sanitarias de Santiago y miembro del área de cáncer del Ciber, no ha entregado o recogido un premio, pero contar su historia era necesario en un evento focalizado en la mujer sanitaria.

María de la Fuente, directora de la Unidad de Nanooncología del Instituto de Investigaciones Sanitarias de Santiago.

“Fui discriminada en la carrera investigadora por haber sido madre durante los últimos años”, pues su periodo de baja por maternidad computó en la presentación de méritos para optar a un contrato competitivo en el Instituto de Salud Carlos III y, por tanto, estando en desventaja frente a aquellos que estuvieron publicando durante todo el periodo valorado.

“Tardé un tiempo en poner nombre a esa situación: discriminación por género”, ha lamentado. Tras ello, inició una campaña en change.org para denunciarlo. “Hay que garantizar la igualdad de oportunidades, que nos permitan progresar y acceder a puestos de responsabilidad”.

De la Fuente ha agradecido la sensibilidad de los responsables administrativos al crear el Observatorio Mujer, Ciencia e Innovación para sensibilizar sobre estas discriminaciones, pero también con el Real Decreto-Ley de medidas urgentes en el ámbito de la ciencia, la tecnología, la innovación y la universidad, que fue convalidado la semana pasada, para que los investigadores con permisos de maternidad y paternidad no sean discriminados en los procesos competitivos.

“Yo soy libre, nada puede contener la marcha de mis pensamientos y ellos son la ley que rige mi destino”, ha concluido la investigadora, animando a todos a denunciar situaciones de discriminación como el que ella ha vivido.




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.