Coronavirus | Alerta a médicos y pediatras: casos graves de shocks en niños

La Asociación Española de Pediatría difunde un aviso interno por los shocks pediátricos asociados al Covid-19 en España

La mayoría de estos casos se han detectado en Francia, Reino Unido, Italia y Bélgica.
Coronavirus | Alerta a médicos y pediatras: casos graves de shocks en niños
mar 28 abril 2020. 12.30H
La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha emitido una comunicación interna a sus socios para advertirles sobre nuevos síntomas de coronavirus Covid-19 en niños. En concreto alerta de un acúmulo de casos de shock pediátrico durante las dos últimas semanas. Se caracterizan por “un cuadro inusual de dolor abdominal, acompañado de síntomas gastrointestinales (diarrea y/o vómitos), con aceptable estado general”, pero los cuales pueden evolucionar hacia un shock, con taquicardia e hipotensión, incluso en ausencia de fiebre.

El citado documento indica que la mayoría de los casos se han detectado con niños en edad escolar o adolescentes. Estos procesos, además, “suelen acompañarse de fiebre, eritrodermia e inyección conjuntival solapándose en dos posibles entidades como la enfermedad de Kawasaki y un síndrome shock tóxico”.


Simón advierte: es difícil asociar la enfermedad de Kawasaki al Covid-19


Fernando Simón, director del Centro de Alertas Sanitarias, ha asegurado este martes sobre el llamado síndrome de Kawasaki que "es un síndrome que se está viendo en algunos niños, contagiados o no, es difícil asociarlo" al Covid-19.


Pediatría recuerda que el coronavirus solo suele afectar de forma leve a los niños


La AEP insiste en que resulta prioritario reconocer estos cuadros para derivar urgentemente a estos pacientes a un centro hospitalario y subraya que el dolor abdominal y síntomas gastrointestinales se han asociado a una inflamación cardiaca (miocarditis), la cual se han observado tanto en niños con PCR positiva como negativa. Además, se ha visto en pacientes con PCR negativa pero serología positiva de coronavirus.

En el mismo texto, la Asociación explica que aún se desconoce si esto se trata de una “asociación temporal”. Estos casos se han descrito en Italia, Reino Unido, Francia y Bélgica, por lo que los pediatras de estos países también están siendo advertidos.

Por eso, ante la aparición de algunos de estos síntomas se recomienda “tener un alto índice de sospecha, monitorizar la frecuencia cardiaca y la tensión arterial y valorar la derivación urgente a un hospital próximo”.

Asimismo, en un mensaje en Twitter, la AEP ha avisado que esta información se ha emitido internamente a socios y que, actualmente, está recopilando “toda la información existente y con evidencia documentada” al respecto.


La AEP pide calma a las familias ante los nuevos posibles síntomas


En un comunicado público posterior, remarca que los Pediatras de Atención Primaria “son el primer escalón en la atención sanitaria de los niños”, por eso es importante un diagnóstico de sospecha temprano ante patologías que requieren una intervención inmediata.

También aprovecha para lanzar un mensaje de tranquilidad y hacer un llamamiento a la calma a las familias, pues, según señala, este tipo de cuadro son muy raros y, además, “el modelo pediátrico español permite actuar ante los primeros síntomas”. Al mismo tiempo, reconoce que por el momento no se ha podido poner en evidencia una relación causal entre estos cuadros y el coronavirus, el cual suele afectar de forma leve a los niños.


¿Qué es el síndrome de Kawasaki?


La propia AEP describe la enfermedad de Kawasaki como una “vasculitis sistémica que afecta a vasos de tamaño pequeño y mediano”. Es un proceso inflamatorio agudo, autolimitado, “pero potencialmente grave por las complicaciones cardiacas que se pueden producir”. La enfermedad fue descrita por Tomisaku Kawasaki en 1967, en 50 niños con un cuadro febril con afectación mucocutánea, adenopatías y descamación de los dedos.


La AEP defiende que Pediatría de Atención Primaria es el primer escalón a la atención sanitaria de los niños


En cuanto a los síntomas, la enfermedad aguda presenta fiebre, eritema, erosión conjuntival, oral, edemas en miembros, eritema en plantas y manos, erupciones cutáneas e hiperplasia de los ganglios linfáticos cervicales y ocasionalmente inflamación cardíaca y de las articulaciones mayores.

Para su tratamiento se prescribe reposo hasta la segunda o tercera semana de enfermedad o cuando la fiebre remita por más de tres días. Además, se administra gamaglobulina intravenosa en dosis única de 2 g/kg a pasar en 10 a 12 horas, y sus dosis se va reduciendo según menguan los síntomas. También se aplica acido acetilsalicílico en dosis inicial de 80 a 100 mg/kg/día vía oral cada 8 horas hasta el día 14 de la enfermedad, y hasta que el niño permanezca afebril por más de 48 horas. La cantidad también se reduce progresivamente según mejore.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.