"El internista trata globalmente al enfermo, pero no puede saberlo todo"

Roser Solans señala los aspectos clave del 40 congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)

La presidenta ejecutiva del comité organizador del congreso de la SEMI, Roser Solans.
"El internista trata globalmente al enfermo, pero no puede saberlo todo"
mar 26 noviembre 2019. 09.10H
Desde este próximo miércoles 27 y hasta el viernes 29, especialistas en Medicina Interna de toda España se han dado cita en Barcelona para actualizar sus conocimientos y su formación. El manejo del paciente frágil, mayor y pluripatológico desde su propio domicilio, actualizaciones sobre enfermedades menos frecuentes y los adelantos sobre las patologías más comunes son algunos de los temas que se van a tratar estos días. Además, según ha explicado Roser Solans, presidenta ejecutiva del comité organizador del congreso a Redacción Médica, los internistas tendrán la posibilidad de formarse en técnicas básicas para su día a día, como la ecografía, así como en nuevas tecnologías que facilitan la relación tanto con el paciente como con otros profesionales.

¿Cuáles son los principales temas que se van a tratar en el 40 congreso de la SEMI y el 19 Congreso de la Sociedad Catalano-Balear de Medicina Interna (SCBMI)?

Se van a abordar los tratamientos de las enfermedades más prevalentes como la diabetes, la hipertensión, la insuficiencia cardiaca o la bronquitis crónica, así como los adelantos que hay en estos campos. Además una parte del congreso se va a centrar en el manejo de enfermedades menos frecuentes como son las enfermedades inflamatorias inmunológicas.Y vamos a tener un área de salud digital: una puesta a punto en las últimas técnicas digitales que utilizamos tanto en nuestro día a día como en el control del paciente crónico, es decir tanto sobre dispositivos de manejo hospitalario como dispositivos alternativos a los procesos de hospitalización que se utilizan en el propio domicilio del paciente.


"Vamos contar con un área de salud digital: una puesta a punto en las últimas técnicas digitales"


El último día del congreso contamos con una jornada dedicada a la Enfermería, a las profesionales que trabajan con nosotros en Medicina Interna. Es el segundo año que se lleva a cabo y creemos que es una iniciativa muy novedosa.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta la Medicina Interna en la actualidad? ¿Cuál debería ser el papel del internista en el contexto de una sociedad envejecida y con pluripatologías?

Efectivamente, nos enfrentamos al envejecimiento de la población y a las pluripatologías, que es la condición de la mayoría de pacientes que llegan a nuestros hospitales: mayores, con muchas enfermedades y que requieren de un manejo local e integral, que es lo que nosotros podemos ofrecer por nuestra especialidad. De hecho, ese es el perfil del paciente que ingresa en los hospitales, donde la media de edad está sobre los 80 años.

El reto que tenemos es cómo diagnosticar y tratar a estos enfermos y controlarlos, intentando evitar el ingreso hospitalario tanto como sea posible. El paciente mayor está mejor en su medio, acompañado de su familia. Intentamos, mediante dispositivos como los hospitales de día o la atención específica de insuficiencia cardiaca, atenderlos sin que pasen por ingresos; evitando, sobre todo, los reingresos hospitalarios.

¿Cuáles son las principales necesidades de formación de los residentes en Medicina Interna?


"Los residentes han de aprender el manejo del paciente en su domicilio, en áreas de nueva creación y de diagnóstico rápido"


Son grandes porque esta especialidad es muy amplia. Como la Medicina Interna es muy variada, los residentes deben pasar por todas las especialidades y deben de aprender a tratar tanto las enfermedades más prevalentes como las menos, no solo órgano-específicas sino aquellas que afectan a todo el organismo, como las enfermedades hereditarias o las inflamatorias sistémicas. Aparte de conocimiento, también han de aprender la valoración del paciente mayor, de la fragilidad y de la capacidad del paciente de manejarse por sí mismo. También han de aprender el abordaje del paciente en su domicilio, en áreas de nueva creación y de diagnóstico rápido.

También hace falta que los residentes aprendan técnicas que cada vez son más necesarias para el trabajo de los internistas, como la ecografía, la colocación de vías, la valoración de insuficiencia cardiaca, trombosis venosas… Todo eso sin menoscabo ni intrusión en la labor de los especialistas en radiología. Pero el residente puede aprender estas técnicas que son de ayuda, y luego, con el especialista del área, diagnosticar aquello que no seamos capaces. 

¿Cómo debe ser la relación del internista con el resto de especialidades sanitarias y, concretamente, con el especialista de Atención Primaria?

Con los especialistas de Atención Primaria es básica. Es muy importante, y cada vez más, que el paciente esté en su propio ámbito. Y ese no es el hospital. El paciente debe estar en su domicilio y contar con la atención de su médico de Familia. Por eso hay que establecer una mayor colaboración con el médico de Atención Primaria, y las nuevas tecnologías nos lo van a facilitar a través de consultas virtuales y videoconferencias, que nos permiten mantener la continuidad asistencial. Lo que hemos de intentar es que el paciente esté en la comunidad. Al hospital debe acudir las menos veces posibles y solo si no se puede controlar de otra manera.

"Hay que establecer una mayor colaboración con el médico de Atención Primaria"



En cuanto al resto de especialidades, el internista debe estar al tanto de todas. Es el especialista quien tiene que tratar globalmente al enfermo pero, obviamente, no puede saberlo todo. Con lo cual, hecho el diagnóstico o enfocado el paciente, hay patologías que son órgano-específicas, como una cardiopatía isquémica, en la que necesitaremos un cardiólogo para el manejo de un paciente, al igual que una complicación nefrológica, hará falta un nefrólogo.

Pero el internista debe saber de todas las especialidades y además ser un buen comunicador para relacionarse bien con los compañeros de otras áreas. También debe ser el vertebrador de la atención. En ocasiones la asistencia se fragmenta en muchos médicos y hace falta un especialista que la coordine y que facilite el paso por la sanidad al enfermo, tanto en Atención Primaria como en especializada.

¿Qué mensaje se quiere trasladar a la población desde el 40 congreso de la SEMI?

Lo que queremos trasladar es que el médico internista es el que valora integralmente al enfermo cuando llega al hospital, requerido desde Atención Primaria. Es el que lo valora, lo trata, y en el caso de que necesite el concurso de otros especialistas, el que lo deriva. Pero es su referente en el hospital, el médico 'general' que tienen que reconocer.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.