Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Miércoles, 28 de octubre de 2015, a las 20:50
Redacción. Valencia
La consejera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón,  ha asegurado este miércoles en las Cortes que al final de año prevén tener "prácticamente todos los nombramientos de forma definitiva" en los equipos directivos de los distintos departamentos de salud valencianos y ha agregado: "Estamos poniendo la casa en orden".

María Yáñez, del PP.

Así lo ha manifestado Montón ante la pregunta de la diputada del PP María Yáñez, que ha cuestionado "cómo va a llevar a cabo, y a lo largo de cuanto tiempo, el procedimiento de cambios en las gerencias de los departamentos de salud y del resto del equipo directivo de todos los departamentos", ante la cual ha insistido, como ya explicó en su comparecencia para explicar las líneas de trabajo de su departamento, en que "los nombramientos se están realizando de acuerdo con la normativa vigente", en concreto el decreto 7/2003, "el mismo que el PP incumplió para hacer nombramientos irregulares y opacos".

Yáñez, por su parte, ha incidido en que el plazo para presentarse como candidato a la gerencia de La Fe finalizó a mediados de octubre, por lo que ha preguntado "si se ha presentado su amiga (Mònica) Almiñana" al proceso. Además, ha recalcado que la Consejería de Sanidad "no puede tener ni los cien días de confianza" y ha acusado a Montón de haber provocado "inestabilidad, incertidumbre y ausencia de liderazgo" en algunos departamentos, lo que repercute, ha recalcado, en la sanidad.

Ha lamentado que se ha producido un "vacío de poder" en los departamentos "por el nombramiento de amigos" y ha destacado que algunos directivos "dicen que están de paso y que se van a Madrid con un cargo político", por lo que ha pedido a Montón que "sean los mejores, no los amigos" quienes estén al frente de los departamentos.

Montón ha incidido en que su equipo está "desterrando las malas prácticas de 20 años de nombramientos opacos e irregulares" y ha recordado que de los 202 puestos directivos de la Conselleria, el 75 por ciento eran nombramientos provisionales y "la mitad, 104, nombrados de forma irregular", con lo que están tratando de gestionar este "legado envenenado" de nombramientos.

Además, ha reiterado que el decreto 7/2003 que el PP aprobó, "aunque incumplió sistemáticamente", establece la libre designación de las gerencias, y no un concurso u oposición, aunque ese proceso de nombramiento debe publicarse en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) y una comisión de valoración emite las propuestas no vinculantes para que la Conselleria proceda al nombramiento de libre designación, ha resaltado.