Medicina y Farmacia, junto a Sanidad contra los 'influencers prescriptores'

Médicos y farmacéuticos trabajarán conjuntamente para identificar la publicidad de fármacos en las redes sociales

María Luisa Carcedo, Serafín Romero y Ana López Casero.
Medicina y Farmacia, junto a Sanidad contra los 'influencers prescriptores'
jue 09 enero 2020. 18.00H
El Ministerio de Sanidad ha solicitado a los Consejos Generales de Médicos y de Farmacéuticos que trabajen “conjuntamente” contra los ‘influencers’ que recomiendan medicamentos en sus redes sociales. El objeto, tal y como ha confirmado el propio Ministerio de Sanidad a Redacción Médica, es “identificar el mayor número de casos posibles sobre publicidad de medicamentos de prescripción como de medicamentos susceptibles de publicidad dirigida al público que no cumplan con la normativa vigente”.

Fue el Consejo General de Farmacéuticos el que envió en octubre al Ministerio de Sanidad una carta en la que mostraba la preocupación del sector por la aparición de vídeos en redes sociales que tenían que ver con el uso y contenían recomendaciones de medicamentos. La respuesta llegó en diciembre cuando Sanidad requirió a YouTube "la retirada o hacer imposible el acceso" a los vídeos de 'influencers'.


El Consejo General de Farmacéuticos pondrá sobre la mesa acciones formativas sobre el medicamento


Ahora, la cartera que dirige en funciones María Luisa Carcedo ha pedido la colaboración de médicos y farmacéuticos para luchar contra estos 'influencers', aunque no hay una fecha fijada para comenzar. Según ha confirmado Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Farmacéuticos, la predisposición de este organismo es "absoluta". Las actuaciones que propone la organización colegial incluyen, además de la vigilancia, regulación o actualización de la normativa, "acciones formativas sobre la población y las personas que están en redes sociales porque la cultura del medicamento no se ve y se banaliza su consumo".

Por su parte, fuentes del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, han confirmado a este medio que también han mostrado su predisposición a trabajar conjuntamente con Sanidad aunque desconocen el modo en el que se va a luchar contra estos falsos influencers sanitarios. Aseguran que el proyecto se ha propuesto a la OMC pero sin dar más detalles y enfocándose a parar el fenómeno con la colaboración de los colegios profesionales de médicos. 


Trabajo con Google


Así las cosas, el organismo confirma que sigue trabajando con Google para analizar una fórmula para “proceder y trabajar conjuntamente con el objeto de garantizar que la publicidad de medicamentos se ajusta a la normativa vigente y que es la más adecuada y segura para el buen uso de los medicamentos”.

Hay que recordar que Sanidad ya se puso en contacto con Google España el 26 de noviembre de 2019 como consecuencia de una investigación abierta tras una denuncia recibida en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social por el uso inapropiado de redes sociales para recomendar  diversos medicamentos de uso humano autorizados en España, tanto de prescripción como de no prescripción.

Una vez confirmado este hecho, Sanidad consideró que esto no se ajustaba a la ley ni a los requisitos establecidos en el Real Decreto 1416/1994, de 25 de junio, por el que se regula la publicidad de medicamentos de uso humano (en adelante RD 1416/1994), y en el artículo 80 del texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de medicamentos y productos sanitarios, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio.


Google se ha mostrado dispuesto a cesar los contenidos que atenten contra la legislación


Así las cosas, las fuentes ministeriales confirman que “de aplicación de lo dispuesto en el artículo 23 del RD 1416/1994” se requirió a dicha plataforma que de manera inmediata a la recepción de la comunicación procediera a la retirada de los contenidos indicados o bien a hacer imposible el acceso a los mismos.

Tal y como ha notificado Sanidad, el Paseo del Prado recibió la respuesta de Google el 18 de diciembre en el que decían que YouTube es un servicio prestado por Google Ireland y que tienen voluntad de cumplir con las resoluciones dictadas por el Ministerio o por cualquier otra autoridad competente. Con todo ello, desde la dirección del buscador internacional “solicitaban colaboración al Ministerio para identificar los contenidos para los que sea necesaria la cesación inmediata”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.