Falsos 'influencers' sanitarios: "Llegan a mucha gente" y su mensaje cala

Unos 1.800 enfermeros validan la práctica basada en la evidencia y colaboran con la tesis doctoral de Serafín Fernández

Serafín Fernández.
Falsos 'influencers' sanitarios: "Llegan a mucha gente" y su mensaje cala
jue 02 enero 2020. 09.30H
Se abre el telón y aparece un perfil con seguidores que se cuentan en 'Ks' (que en lenguaje millennial significa mucha gente que te ve) y empieza a recomendar el uso de un producto sanitario para el que hace falta la revisión de un profesional médico e, incluso, receta. Se cierra el telón. ¿De qué película se trata? Pues básicamente de la más repetida en las redes sociales y a la que profesionales sanitarios de todos los sectores (enfermeros, médicos, farmacéuticos…) han decidido quitar de la cartelera.

Uno de estos profesionales que ha dicho ‘basta ya’ ha sido Serafín Fernández, enfermero, miembro del equipo PiCuida y de la plataforma ‘Factoría Cuidando’. Este profesional sanitario ha decido unir su ‘lucha’ por el valor de la evidencia científica con su tesis doctoral para lanzar: Evidencers. Una plataforma únicamente enfermera (tiene una explicación científica) con la que buscan a profesionales de toda España dispuestos a contraponer el fenómeno mediático.

Su iniciativa se enmarca en un proyecto de investigación para la búsqueda e identificación de enfermeros con interés por conocer, compartir e implantar evidencias en cuidados, a los que ha denominado #Evidencers. Y es que detrás del hashtags (que en lenguaje millennial es la etiqueta sobre la que todos estos enfermeros se agrupan) muchos profesionales han alzado su voz para reivindicar el valor científico de los enfermeros.


El sí enfermero


El fin último del proyecto es la mejora de la calidad de los cuidados, "aportando seguridad a los pacientes y satisfacción profesional a las enfermeras que incorporan prácticas basadas en la evidencia a su día a día". Todo ello, sin dejar de lado una faceta más digital y dinámica con la campaña lanzada desde las redes sociales.

“Hemos viralizado el término para señalar a profesionales que utilizan la investigación para difundir temas de salud. Ahora mismo hay personas que, por desgracia, utilizan las redes para validar ciertas cosas que llegan a muchísima gente y que, a posteriori, es muy difícil ‘eliminar’.  Nosotros queremos contrarrestar esta información”, introduce.


La ‘lucha’ anti-influencers


Pese a las similitudes influencers vs evidencers, el profesional no quiere desprestigiar el primer término. Recuerda que hay muchos sanitarios con una gran repercusión en redes sociales que hacen mucho bien a sus seguidores.


Serafín Fernández no quiere meter en el mismo saco a todos los influencers y recuerda que también hay grandes profesionales sanitario en las redes


“Son influencers de opinión que, a la vez, son profesionales de la salud y que usan muy bien las herramientas digitales”, contrapone. Y es que, su cruzada (como la de esos ‘verdaderos influencers’) es la de contrarrestar a quienes no están utilizando bien su visibilidad.

Serafín Fernández asegura que, hoy en día, cualquiera puede hacer una infografía o una presentación que entra por los ojos al usuario de las RRSS aunque detrás no tengan ningún tipo de evidencia científica.

Bien es cierto que muchos de los influencers sanitarios son médicos o farmacéuticos. Es más difícil ver enfermeros en este roles y eso es algo que el propio Fernández ve. A la pregunta, “¿la sociedad sabe que los enfermeros pueden ser unos grandes influencers sanitarios?”, el enfermero duda. Reconoce que hay una parte importante que conoce del valor científico de la profesión pero muchos otros no. “La sociedad mayoritariamente no sabe el potencial que tenemos las enfermeras”.

“Venimos de un histórico donde la sociedad ve la Medicina y la Farmacia de una manera diferente que a la Enfermería. Cada vez nos pasa menos –continúa- y pero es un camino que se está empezando a abrir y que hay que seguir trabajando”.


Primer estudio en España


La tesis doctoral de Serafín Fernández es una manera ‘original’ de obtener una muestra pionera a nivel nacional ya que, asegura, va a ser el primer estudio de estas características que se realice en España. El citado cuestionario que incluye variables relacionadas con el entorno sociodemográfico y laboral. Ambos cuestionarios están validados a nivel nacional. Por ejemplo, en el caso del que concierne al trabajo se trata de unas preguntas tipo de un test estadounidense que ha sido traducido al castellano.

“Hemos aportado recursos didácticos para todos aquellos que se apunten a nuestra iniciativa. En nuestra página web –explica- tenemos un repositorio didáctico y nos comprometemos a que, cuando el estudio esté terminado, facilitemos los datos recogidos”. Sobre el por qué la campaña se centra en los enfermeros, el profesional lo explica en el contexto científico del proyecto. Como necesitan una muestra válida y la tesis quiere evaluar la competencia en enfermeras, no se pueden acreditar como ‘evidencers’ otros profesionales sanitarios.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.