Coronavirus: síntomas nuevos asociados a la transmisión fecal

Estudios señalan un posible contagio a través de las heces ante la aparición de síntomas gastrointestinales

Imagen de un laboratorio.
Coronavirus: síntomas nuevos asociados a la transmisión fecal
dom 15 marzo 2020. 17.50H
La fiebre, la tos y la dificultad para respirar son los síntomas más comunes asociados al coronavirus Covid-19. Hay sin embargo, otros detectores menos frecuentes de esta enfermedad, que también es necesario tener en cuenta. Estudios recientes, señalan síntomas gastrointestinales que sugieren una posible transmisión fecal-oral del virus. 

En dos de las investigaciones realizadas en los últimos meses se han encontrado restos de ARN y proteínas del SARS-CoV-2 en las heces, no solo durante el primer estadio de la infección, sino también cuando disminuyeron los síntomas respiratorios. Así lo recogen dos informes publicados en Gastroenterology y de los que se hace eco la revista Medscape.

Sin embargo, no habría evidencia de que el virus encontrado en las heces fuera infeccionso tal y como especifica David A.Johnson, profesor de Medicina y Jefe de Gastroenterología de la Escuela de Medicina del Este de Virgina. No es la primera vez que se encuentran virus de esta familia, como el SARS o el MERS, en las materias fecales. 

Síntomas gastrointestinales en los afectados por Covid-19 


Antes de que aparecieran los síntomas principales -tos, fiebre y dificultad respiratoria- , varios pacientes afectados por coronavirus Covid-19 presentaron otros síntomas gastrointestinales, tales como diarrea, naúseas, vómitos o dolor abdominal. Sin embargo, como explicaba Jinyang Gu, médico de la universidad Jiao Tong de Shangai, en las investigaciones iniciales no se consideraron casos positivos de coronavirus a los pacientes que presentaron estos síntomas. 

En los primeros informes presentados, solo un 10% de las personas con Covid-19 presentaban estas dolencias. En un estudio realizado a 73 pacientes hospitalizados en China a principios de febrero, el 39% presentaban ARN viral en sus heces en un periodo de uno a 12 días. El 17% de ellos continuó mostrando restos una vez desaparecieron las dificultades respiratorias. 

La pregunta que se hacen ahora los investigadores es: ¿puede un caso positivo presentar solamente estos indicadores gastrointestinales? De hecho, los investigadores de este estudio recomiendan estar alerta ante posibles síntomas digestivos para facilitar una detección precoz de la infección y su posterior tratamiento, ya que, por el momento se está diagnosticando como una enfermedad respiratoria. Por ello, recomiendan modificar los protocolos establecidos hasta ahora incluyendo PCR a tiempo real de las heces en los casos sospechosos. 
 
La distribución de los receptores ACE2, encima convertidora de angioestensina, servirían como puntos de entrada para el SARS-CoV-2, así como el SARS-CoV-1, causante del SARS. Los receptores, según la investigación, son más abundantes en las membranas celulares de las células pulmonares AT2, así como en los enterocitos en el íleon y el colon. 

Transmisión fecal-oral


Al identificar, por tanto, de restos del virus en el sistema gastrointestinal, los investigadores han llegado a la conclusión de que podría haber una transmisión fecal-oral. Es decir, las gotas del virus podrían llegar a infectar no sólo a través de la tos y de los estornudos como se pensaba hasta ahora. Aunque no se ha determinado que estos restos puedan ser infecciosos, recomiendan tener en cuenta este tipo de transmisión a la hora de "controlar la propagación" del virus.


A nivel particular, el doctor Johnson recomienda seguir una serie de pautas en nuestro día a día para evitar este tipo de contagio. Por ejemplo, aconseja desinfectar la taza del váter recuentamente y mantenerlo cerrado cuando no se esté utilizando. También sugiere limpiar las superficies del baño, así como el cepillo de dientes. 







Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.