Coronavirus: MIR y médicos jubilados, unidos para poner "su grano de arena"

Redacción Médica recoge el testimonio de un residente y un facultativo en la reserva tras el anuncio de Salvador Illa

Los profesionales están pendientes de las órdenes de Sanidad
Coronavirus: MIR y médicos jubilados, unidos para poner "su grano de arena"
dom 22 marzo 2020. 12.10H
El pasado domingo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció una serie de medidas extraordinarias para hacer frente al coronavirus Covid-19. Entre ellas, la prórroga de los MIR de último año y la reincorporación de profesionales sanitarios en situación de jubilación. Redacción Médica se ha puesto en contacto con un residente último año y con un facultativo que vuelve a la actividad sanitaria tras un año y medio alejado de ella. Ambos quieren "aportar su granito de arena" y confían en que el Ministerio determine qué labores deben realizar y en qué condiciones

"En cuanto me enteré de que había una emergencia sanitaria por el coronavirus Covid-19 me puse a disposición del Colegio de Médicos. Cuando hay una alarma como esta, hay que garantizar que haya el número de profesionales sanitarios suficientes para atender a los pacientes que puedan surgir", relata a este medio Isidro Prat, exdirector del Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Málaga y toda una autoridad médica en la ciudad.

Prat, de 68 años, es uno de los médicos jubilados que se ha puesto a disposición del Ministerio de Sanidad para echar una mano en lo que haga falta para frenar el acance del coronavirus Covid-19. "Entiendo que los médicos jubilados, que tenemos experiencia y hemos sido médicos toda la vida, podemos aportar nuestro granito de arena y aportar lo que haga falta", afirma orgulloso.

Una experiencia valiosa frente al coronavirus



Prat: "Entendemos que las tareas a asignar deben adecuarse a la edad, la experiencia y las posibillidades que tengamos"


"En Málaga tenemos una asociación de médicos jubilados y ya se había hablado de esta posibilidad", confiesa Prat, que reivindica todos los conocimientos que ha logrado durante toda una vida dedicada a la Medicina: "Tenemos que arrimar el hombro en lo que podamos, a los médicos jóvenes igual les falta experencia pero tienen formación, y nosotros tenemos tenemos mucha experiencia pero una edad".

Por ello, la mayoría de los médicos jubilados están considerados como grupo de riesgo. "Entendemos que las tareas a asignar deben adecuarse a la edad, la experiencia y las posibillidades que tengamos", reflexiona el hematólogo, que realizó su residencia en el Hospital Carlos Haya. "Hay actividades de bajo riesgo que son importantes y que hay que hacer", señala Prat, que las enumera: asistencia telefónica, seguimiento de pacientes, receta electrónica.

"Podemos liberar de carga a otros médicos para que atiendan a los pacientes ellos directamente", considera el especialista, que antes de llegar al Centro Regional de Transfusión Sanguínea, también trabajó en el Hospital Materno Infantil de Málaga. "Estamos esperando a ver las posibilidades y qué tareas se nos van a asignar", añade Prat, que se jubiló hace año y medio, a los 67 años

Disposición de los MIR a enfrentarse al coronavirus


Por su parte, Alberto Cabañas, residente de cuarto año de Medicina de Familia, lleva ya días trabajando a destajo para combatir la sobrecarga que sufre el Sistema Nacional de Salud a consecuencia del coronavirus. Él es uno de los residentes que cumple con los requisitos detallados por el Ministerio de Sanidad para prorrogar su contrato y ve "lógico y normal" que, ante la crisis sanitaria que estamos viviendo, se refuerce el servicio los residentes: "Desde el minuto cero nos hemos puesto a disposición de estar donde se nos necesite. Eso lo entendemos todos", explica Cabañas, que trabaja en un centro de salud de Puente de Vallecas y, puntualmente, en el Hospital Gregorio Marañón en Urgencias.


Cabañas: "A falta de un mes para terminar la formación, no hay diferencias de capacidad ni conocimientos para no ejercer como especialistas"


De hecho, lleva días poniendo todo su empeño en dar una asistencia de calidad a los pacientes que atiende."La sobrecarga es tremenda, Atención Primaria se está haciedo cargo tanto de la atención presencial de los casos sospechosos de coronavirus, como de otras patologías que tienen que venir", relata a Redacción Médica. Además, también participa en la atención telefónica de los pacientes generales y de posibles casos de coronavirus en seguimiento, así como de la atención domiciliaria".

El médico, que advierte de la escasez de equipos de protección individual (EPI) para los profesionales, confiesa su "sorpresa" y la de sus compañeros al enterarse del anuncio de Illa.  "Era la última medida que nos esperbamos que fueran a hacer", subraya Cabañas, a quien sí habían llegado otros rumores, como la posibilidad de que los residentes pudieran acabar ya su formación para incorporarse como especialistas "donde hicera falta".

Luchar contra el coronavirus como adjunto y no como residente


"Lo último que esperábamos es que nos 'fuercen', por decirlo de alguna manera", señala el médico de Familia, que añade: "Entendemos que tenemos que hacer el trabajo de cualquier otro especialista porque lo íbamos a ser en un mes y no tiene ningún sentido no hacerlo". Sin embargo, no ve lógico que se les prorrogue el contrato de formación. "No entendemos esta jugada de hacer la labor de un especialista pero con contrato de residente que se prorroga has no sabemos cuándo", lamenta. 

Para él, adelantar el final de la residencia sería una opición "lógica" y pone de ejemplo a otros países que ya se han enfrentado a esta pandemia. "En Italia, a la gente que estaba a punto de acabar su residencia se le ha adelantado y le han dado el tútulo de especialista". A falta de un mes largo para acabar su formación, razona, "no hay ninguna diferencia de capacidad y conocimientos para que no podamos ejercer como especialistas". 

De hecho, comunidades autónomas como Galicia ya han tomado decisiones en este sentido. El propio Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Junta, anunciaba el pasado viernes que a todos los médicos que acaben la residencia MIR en mayo se les va a hacer un contrato como médicos adjuntos especialistas. 












Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.