sáb 02 febrero 2019. 14.15H
Miles y miles de profesionales sanitarios de todo el mundo sueñan con el momento de la jubilación, etapa en la que podrán realizar todo aquello que cuando eran jóvenes no podían hacer por falta de tiempo, obligaciones, hijos... Sin embargo, Shigeaki Hinohara, el médico más anciano del mundo, ha instado a los profesionales a no retirarse hasta que no lo consideren oportuno, según ha sido publicado en Reader's Digest.

Hinoara ha explicado que: "No hay necesidad de retirarse nunca, pero si uno debe hacerlo, debería ser mucho más tarde de los 65". El facultativo ha explicado que la edad de jubilación actual en Japón se etableció cuando la esperanza de vida tenía un promedio de 68 años y solo 125 personas vivían más de los 100 años, una cifra que ha sido superada con creces, ya que en la actualidad hay 36.000 centenarios en el país nipón.

En este sentido, el médico ha afirmado que estar ocupado durante la tercera edad puede ayudar a los mayores a tener un sentido de propósito y realización, un hecho que mantendría sano el cerebro y el cuerpo más activo de lo que suelen tenerlo los mayores de 70 años.

Hinoara trabajó como médico desde 1941 y desarrolló una larguísima trayectoria profesional desde los inicios de la II Guerra Mundial hasta pocos meses antes de morir, en 2018. Por ello, dada su experiencia al frente de una consulta durante tantos años, anima a todos sus compañeros y al resto de profesionales nipones a mantenerse en activo por lo menos un tiempo más allá de los 65 años, con el objetivo de que se sientan activos. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.