"Hay que motivar al médico rural para que no se vaya de buenas a primeras"

Redacción Médica entrevista a José Ignacio Echániz diputado del PP en el Congreso

José Ignacio Echániz, médico y diputado por el PP en el Congreso.
"Hay que motivar al médico rural para que no se vaya de buenas a primeras"
lun 03 junio 2019. 16.50H
Ya ha comenzado la XIII legislatura y el que fuera consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid y en la Junta de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz (Valladolid, 1963), vuelve a sentarse en la Cámara Baja. Será la sexta legislatura  del médico (fue diputado de la VI,  VIII,  IX,  XI,  XII y  XIII) aunque, asegura, la afronta con las mismas ganas. En la faceta sanitaria, Echániz se rearma con el programa electoral del PP como ideario y avisa: está dispuesto a escuchar a todos y pactar con cuántos más mejor para configurar un sistema sanitario fuerte pero, “todos a una”, sin escisiones autonómicas.

¿Será José Ignacio Echaniz el próximo portavoz del Partido Popular en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados?

He sido el coordinador de toda el área sanitaria y social del partido durante mucho tiempo por lo que no podemos asegurar en qué lugar estaré, habrá que esperar a antes de verano para que la Dirección nombre a los coordinadores en el Congreso. Me puede tocar desde estar en la Comisión de Sanidad hasta coordinar todas las comisiones sanitarias (Igualdad, Dependencia…). Aun así estaré ligado a la de Sanidad como portavoz o formando parte de la misma como vocal. Hay que esperar a saber quién será. Hay varios médicos y biólogos que son muy válidos.

¿Qué retos se plantea el Partido Popular para esta legislatura que comienza?

Vamos a intentar desarrollar todo nuestro programa electoral. Fundamentalmente hace falta un nuevo sistema de financiación autonómico. Además, hay varias cuestiones encima de la mesa que deben encontrar respuesta en los próximos años. Uno de esos aspectos es el de las nuevas terapias y ver cómo se incorporan estos tratamientos a la financiación sanitaria. Además, tenemos un reto muy importante que resolver en el ámbito de los recursos humanos. Debemos dar respuesta a una demanda muy importante que existe en nuestro país respecto a los profesionales de la sanidad. En la pasada legislatura aprobamos un equipo de trabajo independiente que trabajase en un libro blanco de los RRHH con el que poder aplicar las medidas necesarias. Fue un proyecto que se inició al acabar la legislatura y que, ahora, habría que retomar.

Durante la pasada legislatura, y durante la campaña electoral, el PP ha hablado en reiteradas ocasiones sobre un Pacto de Estado por la Sanidad. ¿Retomarán esto?

Abordar los grandes aspectos de la sanidad de forma colegiada es muy importante. Pero claro, tenemos bien reciente decisiones unilaterales por parte del partido socialista que han sido enormemente lesivas para la sanidad como la reversión del hospital de Alzira. Si el pacto sanitario va en la dirección de no tomar decisiones unilaterales que perjudican al sistema que haya cierto consenso en qué cosas se hace y qué cosas no, me parece estupendo. Pero si los pactos sanitarios son una excusa para hacer lo que uno quiere pero sin contar con el resto de las fuerzas políticas…Pues no nos apuntamos. Estamos muy preocupados porque estamos intentado conseguir un Pacto de Estado mientras que algunas CCAA, como la Comunidad Valenciana, estaban revirtiendo un sistema de éxito y que es la admiración en muchos países de nuestro entorno.

Una de las grandes promesas de Pedro Sánchez durante la campaña ha sido la aprobación de la práctica de la eutanasia como derecho. ¿Cuál es su línea al respecto?

Nosotros trabajamos en base del juramento hipocrático y consideramos que los profesionales sanitarios, según las posibilidades técnicas, siempre han sabido abordar el tema del dolor y de los cuidados paliativos y se ha hecho de una forma profesionalmente correcta. Lo que hay que intentar ahora es extender los cuidados paliativos de toda la red para que nadie que lo precise carezca de los recursos humanos y técnicos para tener una ayuda paliativa adecuada. Más allá de eso, estamos en contra de la eutanasia activa y de cualquier elemento que menoscabe la dignidad de las personas.

Tanto a nivel autonómico como en las Cortes Generales, el PP ha apostado por el desarrollo de la profesión enfermera. Sus mayores representantes (el Consejo General de Enfermería y el sindicato Satse) apuntan por la regulación de los ratios de la profesión desde una Iniciativa Legislativa Popular (ILP). ¿El PP ve esta medida con buenos ojos?

Sí. Nosotros estamos a favor de promover el desarrollo profesional de la Enfermería porque consideramos que puede abordar muchos de los nuevos retos que tiene ahora mismo la sanidad. Hay que aprovechar la capacitación y la formación de esos profesionales para extender su capacidad de resolver cuestiones dentro de la sociedad. Creo que esto también habría que hacerlo de una forma colegiada y consensuada. Va a ser bueno para la profesión y también para todo el sistema sanitario; en la medida en la que, hoy en día, hay muchísimas actividades que pueden ser resueltas adecuadamente en el ámbito de la Enfermería.

En su faceta de consejero de Sanidad estuvo ostentando el cargo en Castilla-La Mancha, una región con algunos de los parajes más abandonados de España. Guadalajara y Cuenca son lo que ahora se viene a llamar la ‘España vaciada’. ¿Cuál es la solución para que los médicos quieran trabajar en estas zonas?

Ese es, por ejemplo, uno de esos temas que debemos dejar en el análisis técnico del que hablábamos. Hay que hacer un diagnóstico sobre dónde están los problemas desde el punto de vista demográfico y encontrar una solución que satisfaga a los pacientes (desde el punto de vista de cercanía de los servicios) y de la forma más coste/eficiente posible. Además, hay que motivar a esos profesionales para que quieran estar allí y que no se marchen a la primera de cambio para trabajar en un lugar menos despoblado.

El portavoz sanitario del PP, Antonio Román, habló en una entrevista para Redacción Médica de homogeneizar sueldos para que no existan desigualdades entre facultativos…

Hay elementos básicos que hay que homogeneizar en las retribuciones sanitarias y, luego, retribuir de forma variable en función de las circunstancias variables del desempeño de la profesión. De esta forma, deben de existir unos estándares comunes. Si estamos hablando de incentivar más a los profesionales del mundo rural es evidente que es una discriminación pero debe de existir un esquema de retribuciones comunes. Es decir, que si se paga mejor a profesional para que esté en una zona determinada que ese incentivo sea igual en Galicia que el cualquier otra CCAA. Porque si eso lo retribuimos de una forma distinta, mantenemos la discriminación y encima la profundizaremos.

Para implantar todas estas medidas sanitarias hace falta llegar a acuerdos, con todos los grupos. ¿Ponen cordón sanitario a alguno de ellos?

Nosotros no somos de líneas rojas. El Partido Popular ha gobernado durante cuarenta años en diferentes áreas y hemos desarrollado una defensa de nuestro sistema sanitario público e intentando mejorar el privado. En momentos de grave crisis económica hemos hecho un esfuerzo titánico para mantener y mejorar un sistema público que estaba en quiebra. Tenemos pruebas manifiestas y testadas de nuestra apuesta firme por el desarrollo de una sanidad que sea de calidad y extraordinariamente potente y de excelencia. Dicho esto, creo que todos los partidos que están en nuestro país hoy en día no pueden pensar de manera distinta: este sistema hay que reforzarlo y apuntarlo. No hay nadie que ponga en cuestión el sistema sanitario ni su diseño. Yo creo que cuanto mayor acuerdo haya en las reformas que debemos desarrollar más profundas y más estables serán.

Para terminar. ¿Qué opina de las declaraciones de Pablo Iglesias sobre las donaciones de Amancio Ortega?

Una frivolidad, una torpeza y una falta de contacto con la realidad. No creo que exista un solo español que en este momento tenga un tumor que no quiera lo que ha ocurrido. Esa persona ha desarrollado un proyecto empresarial que ha generado riqueza y ha querido revertirlo de una forma voluntaria a donaciones altruistas a la propia sociedad. Y qué mejor que destinar esto a la sanidad y a una de las patologías con mayor prevalencia como es el cáncer. Esas declaraciones no se pueden hacer en ningún lugar del mundo porque el altruismo y la capacidad de hacer donaciones están en cualquier lugar del mundo y son muy bien recibidas por la sociedad. Ese señor podría haber dedicado ese dinero a comprarse un yate o un avión privado, un Falcon, pero ha decidido donar ese dinero a un servicio público esencial que fruto de las crisis económica han tenido que retrasar inversiones en tecnologías importantísimas que permiten el tratamiento de patologías como el cáncer.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.