mar 22 octubre 2019. 11.40H
El magistrado de la sala 3 del Tribunal Supremo, César Tolosa, ha denunciado este martes que los profesionales sanitarios no se vacunen y solo se preocupen de la seguridad laboral en aspectos externos (manejo de fármacos peligrosos) y no apostando por su prevención propia.


El magistrado ha invitado a los profesionales a vacunarse por cuestiones éticas aunque no exista una ley que lo obligue


Durante unas jornadas coordinadas por el Consejo General de Enfermería (CGE) sobre estrategias de vacunación frente a la enfermedad meningococica y neumococica, el magistrado ha recordado que en España no existe ninguna norma jurídica que obligue a la vacunación "ni de la que se deriven consecuencias por la no vacunación del personal sanitario". “Es algo que cuesta mucho trabajo poder asumir porque el profesional sanitario no puede convertirse en un profesional de riesgo”.

“Cuando se establecen los tipos de sanciones o infracciones que puede cometer el profesional sanitario no hay referencia al sometimiento de determinados tratamientos médicos”, ha asegurado Tolosa. Contraponiendo cómo desde el colectivo piden siempre sistemas cerrados de prevención para materiales peligrosos pero "luego no se vacunan", el magistrado ha insistido que debería promoverse la reflexión de que, aunque no sea por cuestiones jurídicas, "por cuestiones éticas" los sanitarios tomen "conciencia de sus obligaciones y se vacunen”.

Por otro lado, el jurista ha asegurando que -gracias a la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública- se puede primar el interés colectivo frente a la libertad individual tomando varias sentencias en las que se ha obligado a vacunar o a ingresar a un enfermo contra su voluntad. 


Vacunación desde la perspectiva colectiva 


En el caso práctico, el magistrado ha reflejado una sentencia del juzgado de Ourense que había decidido internar, ante la negativa del paciente, a un enfermo de tuberculosis por el bien de la salud colectiva. Pero, pese a este ejemplo, Tolosa ha reconocido que se trata de un hecho excepcional puesto que el sistema español, tanto para este tipo de internamientos como para obligar a vacunación, "no existe una ley que obligue a las personas a vacunarse”. “Prima la decisión individual frente a la salud colectiva”.


El magistrado ha recordado una sentencia en la que, tras un divorcio de padres antivacunas, uno de ellos luchó por vacunar a su hijo menor


“El derecho a la salud no puede quedarse en la preservación de la salud individual pero, a mi juicio, también debe analizarse desde una perspectiva colectiva y, en eso, la vacunación es un elemento clave a esclarecer. La administración puede reclamar a los ciudadanos que adopten las medidas convenientes”.

Sobre la vacunación de menores, el magistrado ha recordado una sentencia que ya puso sobre la mesa en el XXVI Congreso de Derecho Sanitario. Un juzgado obligó a unos padres (previamente antivacunas) a vacunar a un menor cuando el divorcio entre ambos llevó a uno de los progenitores a querer protegerle frente a las enfermedades que entran en la cartilla del Sistema Nacional de Salud (SNS).


Prescripción enfermera 


Al inicio de la jornada, Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), ha dado la bienvenida a los asistentes de esta cita recordando la gran labor de la profesión “concienciando para la vacunación” frente a las enfermedades que encuadraban las jornadas.

Haciendo un llamamiento a la concienciación social de las enfermeras en este aspecto, Pérez Raya ha reincidido en el valor de la profesión por su faceta de asistencia continuada. “Las enfermeras acompañamos a los pacientes durante todo el ciclo vital por lo que es imprescindible nuestra labor preventiva, sobre todo para aquellas enfermedades que puedan llegar a ser erradicadas”, ha asegurado.

En el marco de un aniversario muy relacionado con la vacunación (hace un año se aprobó la prescripción enfermera), Pérez Raya ha mostrado su “gran preocupación” porque empiece la campaña de vacunación de la gripe sin las competencias profesionales desarrolladas. “Les confieso que tenemos una gran preocupación por prescripción enfermera porque, en este momento, no tenemos enfermeras acreditadas”.

Pilar Fernández Fernández, Florentino Pérez Raya y Raquel Rodríguez Llanos.

Pilar Fernández Fernández, Florentino Pérez Raya y Raquel Rodríguez Llanos. 


Enfermedad meningocócica invasiva


En una mesa coordinada por Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos; el jefe del servicio de Pediatría del Hospital Universitario 12 de Octubre, Jesús Ruiz Contreras, ha analizado la vacuna del meningococo en el menor (desde el lactante y en todas las edades de la infancia).

En su ponencia ha explicado que existe un aumento sostenido de la enfermedad meningocócica invasora (EMI) por serogrupo W e Y y se detecta un posible incremento en lactantes y menores de cinco años con una letalidad muy elevada. Aunque existe dudas acerca de la protección de grupo frente al Y se necesita de una protección directa y seguir las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP).


"Existe un aumento sostenido de la enfermedad meningocócica invasora (EMI) por serogrupo W e Y"


Por su parte, Mabel Bueno Juan, enfermera de Atención Primaria, ha realizado una exposición sobre recomendaciones, captación y consejos ante la epidemia de la enfermedad meningocócica.

La enfermera ha denunciado que el 'efecto rebaño' que se está poniendo en marcha (vacunar solo en la B) no va a funcionar y se debe apostar por hacerlo en todos los serogrupos “que están produciendo el 43 por ciento de los casos”.

La directora de Enfermería del Hospital Universitario Puerta de Hierro, Almudena Santano Magariño, ha comenzado su intervención dando la razón al magistrado y cifrando en “solo un 33 por ciento” el éxito de la campaña de vacunación del centro madrileño que coordina. En una experiencia personal, la enfermera ha recordado que para esta infección el tiempo es oro porque el “81 por ciento de los casos desarrollan sépsis meningocócica en menos de 24 horas”. “Hasta un 10 por ciento de los pacientes que contraen EMI fallece y el 20 por ciento sufre secuelas graves”, ha concluido la experta. 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.