Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 16:50
Opinión > Sala de espera

Un hígado casi perfecto

Jueves, 04 de julio de 2013, a las 11:19

Científicos japoneses han creado en el laboratorio un hígado a partir de células de la piel humana que es funcional al transplantarlo en ratones. La noticia merece la atención de los principales periódicos nacionales, que la llevan a su portada. Así, El Mundo titula en un sumario por arriba: Un médico de 26 años fabrica un hígado a partir de piel humana. En una ubicación similar también están los destacados de El País (Hacia un hígado de repuesto. Japón produce yemas hepáticas con células madre iPS) y de La Vanguardia (Creado el primer hígado a partir de células madre).

Según cuenta el periódico de Unidad Editorial, el avance es un gran paso en la ingeniería de tejidos, que nos aproxima al sueño de crear órganos a la carta, algo que los científicos piensan poder conseguir, aunque no antes de una década. El hígado creado por Takanori Takebe es de unos cinco milímetros, muy lejos aún de las medidas habituales en una de las más voluminosas vísceras del cuerpo humano.

La clave de este éxito científico está en las células iPS, creadas por el también científico japonés Shinya Yamanaka, que recibió el premio Nobel de Medicina por sus trabajos en este campo. Las iPS son células parecidas a las embrionarias pero nacidas de células adultas, como las de la piel, que han sido reprogramadas añadiéndoles cuatro factores o genes que hacen retroceder su reloj biológico para que la célula pierda las características de su procedencia (en este caso, la piel) y pueda convertirse en cualquier otro tejido u órgano.

El logro del joven Takebe responde a sus propios sueños desde niño: “Me di cuenta de que la Medicina es el trabajo más influyente del mundo cuando mi padre sufrió un infarto cerebral y se recuperó completamente de la enfermedad”. Graduado hace dos años, los mismos que lleva estudiando las células iPS, que le han permitido dar con este hígado de laboratorio.