Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Martes, 08 de septiembre de 2015, a las 17:34
La agenda mediática generalista sigue centrándose en dos asuntos principalmente: el cupo de refugiados que asumirá España y el desafío secesionista de parte de la política catalana. Sin embargo, algún tema sanitario ha logrado dar el salto a las páginas de Sociedad de cabeceras nacionales.

Abc lleva a su edición una interesantísima entrevista a Venki Ramakrishnan, premio Nobel de Química en 2009. El autor de la información, Gonzalo López Sánchez, titula con estas palabras: “Si los gobiernos no invierten en antibióticos, habrá un problema grave”. Ramakrishnan, que a partir de diciembre será presidente de la influyente sociedad científica Royal Society, alerta precisamente de los riesgos que supone la falta de inversión en nuevos medicamentos de este tipo: “Podrían aparecer epidemias que no podamos controlar”, dice el científico.

“El problema es que los antibióticos no son una inversión atractiva. En comparación con una enfermedad crónica, como la diabetes o la hipertensión, en la que un paciente necesita estar tomando un medicamento de por vida, en el caso de los antibióticos basta con un ciclo de administración para curar a esa persona”, señala Ramakrishnan, quien da otro toque de atención a los gobernantes mundiales: “La ciencia requiere estabilidad para poderse realizar”. Además de esta entrevista, el diario monárquico madrileño lleva a sus páginas de información otra curiosa novedad sanitaria, aunque en este caso no del Sistema Nacional de Salud español: “Las mascotas entran en los hospitales italianos”.

En otro orden de cosas, La Vanguardia incluye en su sección Tendencias una pieza sobre una polémica noticia acontecida en Estados Unidos: “Rechazada la demanda por inseminar con esperma de un hombre negro”, reza en el encabezamiento de la información, procedente de agencia, que da cuenta de la demanda interpuesta por una ciudadana del estado de Ohio contra un banco de esperma norteamericano.