Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50
Martes, 28 de julio de 2015, a las 15:59
No es muy común que medios generalistas o especializados no sanitarios se animen a hacer entrevistas a secretarios generales. Lo ha hecho este martes El Economista con Rubén Moreno, secretario general de Sanidad y número dos de ese Ministerio. Eso sí, lo hace con un marcado acento económico dado que la publicación está dedicada a ese ámbito.

A pesar del matiz económico de la entrevista, el titular es de gran actualidad: “La Sanidad está atendiendo a 185.000 inmigrantes como a cualquier español”. Así, trata de hacer frente a los movimientos de las comunidades ahora gobernadas por el PSOE (y que son mayoría sobre las del PP) cuyo objetivo es la universalización de la sanidad derogando el RD 16/2012.

Moreno explica en la entrevista con respecto a la financiación de fármacos que “algunos países de la UE pretenden que haya una sola negociación conjunta y, una vez fijado el precio para un medicamento, cada país pague sobre ese precio final negociado según su poder adquisitivo, es decir, los alemanes el 100 por ciento y los rumanos el 40-60 por ciento”.

Califica la central de compras andaluza como “perversa” porque a su juicio “cualquiera puede hacer una oferta a la baja temeraria si no se responsabiliza la empresa, como ocurre en cualquier contrato de administración pública” y adelanta que durante la legislatura se habrá aprobado la financiación de 150 nuevos medicamentos.

De cara al Consejo Interterritorial de este miércoles, Rubén Moreno explica que uno de los temas que se tendrán que debatir será el acceso de los inmigrantes a la Atención Primaria, algo que llama mucho la atención si se tiene en cuenta que no está incluido este punto en el orden del día.

Por último, la entrevista deja también un importante detalle: Moreno aclara que los textos normativos que estén actualmente en fase de borrador será “muy difícil” que acaben en esta legislatura.