Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Martes, 03 de enero de 2017, a las 11:15
Las donaciones para sufragar tratamientos en falsos pacientes sigue dando que hablar, especialmente tras el estallido de los polémicos casos de Nadia y Frank Serpa. Precisamente, este último suceso ha salpicado de lleno a MD Anderson Cancer Center Madrid que, tal y como publica EconomistaDigital.es, “supo que el falso paciente había falsificado sus informes para pedir dinero, pero no lo denunció” por miedo a las sanciones a las que se podía enfrentar si difundía su historial médico.

Según este diario, el venezolano “usó la Ley de Protección de Datos para perpetrar su engaño”, es decir, que utilizó esta normativa para difundir un informe médico falso “sin que nadie lo delatase”. La clínica, por su parte, conocía estos hechos desde el pasado mes de abril y, en vez de denunciar los hechos, los encubrió por “temor” a saltarse esta ley, lo que le ha llevado a formar parte ahora de la acusación, tal y como consta en las declaraciones policiales. No obstante, también se ha presentado como acusación en el caso y ha confirmado que “ha iniciado las acciones legales pertinentes en orden a determinar la falsedad de esos documentos”.

“El inmigrante venezolano, que cursa una solicitud de asilo en España, inventó un falso cáncer para tratarse de un supuesto tumor agresivo y extraño en Houston. Para ello, apeló a la generosidad de los venezolanos en Madrid a quienes pidió 32.000 euros para su diagnóstico y tratamiento”, explica el medio. Para ello, Serpa acudió a la clínica para tratarse de su supuesta metástasis hace un año.

Para perpetuar su supuesta estafa, el falso paciente utilizó ese primer informe médico para “falsificar un diagnóstico que mostraba a todas las entidades y periodistas a los que pedía ayuda”. Un historial clínico que creó a base de “corta y pega” de textos mezclados en español e inglés y claramente  diferenciados por el tipo de letra.