Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:15
Opinión > Sala de espera

Más sobre Antibióticos

Lunes, 29 de abril de 2013, a las 11:25

La empresa Antibióticos sigue acaparando el interés de la prensa de León. Si el viernes era el Diario de León el que le dedicaba su primera, hoy es el turno del otro periódico de la provincia: La Crónica de León. Y la información tampoco es positiva. Dice así: Antibióticos ha destruido 500 empleos en los últimos trece años. Y añade en el subtítulo: Desde el año 2000 ha tenido tres propietarios que han presentado seis ERE. Y un antetítulo no mucho más halagüeño: Lleva un mes y medio sin ningún tipo de actividad.

Este periódico intenta aproximarse a la crisis de la farmacéutica leonesa desde una perspectiva histórica. Y su conclusión es que la situación que vive ahora, en 2013, no es nueva y que, de hecho, se viene insinuando desde 2000. La información firmada por J.J. Porras tiene un inicio desolador: “Antibióticos, emblema en otros tiempos del desarrollo industrial leonés, vive uno de sus momentos más difíciles, sin actividad productiva desde hace mes y medio y al borde de la quiebra. Una situación que no le es extraña ya que desde el año 2000 apenas ha vivido una etapa de tranquilidad. Así, en los últimos 13 años ha tenido tres propietarios con sus respectivos gestores, ha sufrido seis ERE, planes de prejubilaciones y bajas incentivadas que han dejado por el camino cerca de 500 empleos, más del 60% de la plantilla que tenía a finales de la década de los 90”.

A continuación traza un recorrido conflictivo que arranca en 1903 con la creación de la Sociedad Leonesa de Productos Químicos. Sobre sus cenizas y en plena posguerra surge la actual Antibióticos, para producir penicilina “al borde de la carretera de Zamora”. En su primer año de actividad, en 1953, produjo medio millón de dosis.

Décadas más tarde, el nombre de Mario Conde se cruza en el camino de Antibióticos. Junto a Juan Abelló vende sus participaciones en la farmacéutica al grupo italiano Montedison. Conde saldría disparado hacia un ascenso a la cúspide del mundo financiero, con posterior bajada a los infiernos, mientras que Antibióticos comenzó a tener problemas, que se comenzaron a manifestar de manera evidente en 2000.

Y así hasta hoy.