13 dic 2018 | Actualizado: 22:10
Vie 02 mayo de 2014. 11.19H
Sala de espera
El problema de la maternidad subrogada, los llamados vientres de alquiler, es algo que en España solo parecemos conocer a través de películas norteamericanas de serie B. Sin embargo, unas 800 parejas españolas acudirían cada año al extranjero –ya que en nuestro país está prohibido– para acceder a la maternidad a través de esta vía, según sendos reportajes sobre el tema publicados en El País y La Razón.

Los países a los que más se acude para alquilar un vientre son Ucrania, México y Tailandia, indica el bufete de abogados Subrogalia, especializado en esta materia. Los precios varían entre los 50.000 y los 200.000 euros.

El diario del grupo Prisa incluye además una entrevista realizada por Laura Rivas a Noemi Medina, especialista en gestación subrogada que trabaja en San Diego (California, EEUU), con un llamativo titular: “El 40 por ciento de nuestros clientes son españoles; antes eran el 50 por ciento”.

Por su parte, el periódico del grupo Planeta complementa este reportaje con una noticia sobre un estudio llevado a cabo en el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona) que ha demostrado que la malnutrición durante el embarazo puede afectar a la salud no solo del hijo sino de las siguientes generaciones con problemas como diabetes, obesidad o enfermedades cardiovasculares.

En otro orden de cosas, en la prensa económica Expansión se hace eco de los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA), dándoles la vuelta para señalan en qué sectores ha crecido más el empleo en el primer trimestre del año, con las actividades sanitarias en un destacado tercer lugar, tras el sector agropecuario y la educación. El incremento ha sido del 1,8 por ciento, con 17.100 trabajadores más respecto al último trimestre de 2013. Además, hay 65.000 profesionales sanitarios más en el último año.