Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Viernes, 19 de julio de 2013, a las 10:08

Las ediciones de Ciudad Real, Albacete y Toledo de La Tribuna abren su portada con el siguiente titular: 1.800 médicos del Sescam cobraron más sueldo que Cospedal el año pasado. Los diarios locales informan de que la presidenta ingresó 61.263 euros netos durante el pasado ejercicio, cifra que supone una disminución de 97.126 euros con respecto a 2011 al dejar de percibir ingresos del Senado y del PP. Además añade que la mayor retribución de un empleado de la Junta asciende a 164.000 euros.

Según las cabeceras, Cospedal, a pesar de ser la presidenta de Castilla–La Mancha, no cobra el mayor sueldo. Sin embargo, 1.806 empleados públicos de la administración regional perciben una retribución cuyo importe anual supera al sueldo de la jefa del Ejecutivo regional. El primer puesto del ranking de retribuciones de la administración regional lo ostenta un médico de urgencia hospitalaria. Él solo y teniendo en cuenta que ya no cobran las llamadas ‘peonadas’, disfruta de un sueldo anual de 164.022 euros, una cifra que es un 126 por ciento superior al de la presidenta Cospedal.

Precisamente son facultativos, jefes de Servicio y personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha los que ocupan los 1.806 puestos con las retribuciones más altas de las que desembolsa la Junta de Comunidades.

Por otro lado, el económico Cinco Días titula en su primera página: El IPC bajará al 1% tras el verano al descontar el IVA y los fármacos. Asimismo, Cinco Días explica que en el caso español la evolución reciente del índice de precios de consumo (IPC) ha estado muy influida por las subidas decretadas en aquellos productos regulados, como son los fármacos, y por los incrementos fiscales como el del IVA que entró en vigor en septiembre. Es más, en el mes de junio la tasa de variación anual del IPC a Impuestos Constantes (IPC-IC) se situó en el 0,1 por ciento, dos puntos por debajo de la del IPC general.

Por este motivo, el Gobierno confía en que a partir de este mes comience a dejarse sentir de manera ostensible la moderación de precios, más acorde con una economía en crisis como la española, porque se agota el efecto escalón que produjo hace un año el encarecimiento de las medicinas fruto del copago sanitario. En julio de 2012, entró en vigor el nuevo mecanismo, que elevó hasta un 36,3 por ciento el coste de los medicamentos para los pacientes. Esto es lo que provocó que en ese mes el IPC anual repuntara del 1,9 por ciento al 2,2 por ciento y el grupo de medicina se incrementara casi un 10 por ciento en un solo mes.