Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Miércoles, 24 de julio de 2013, a las 11:30

El Consejo Interterritorial aprobó ayer la nueva norma de fecundación asistida. En la cartera común básica de servicios asistenciales de reproducción humana asistida no se excluirán a lesbianas ni a mujeres solteras, simplemente han modificado algunos criterios de edad y el número de ciclos a los que se puede optar. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, afirmó que pueden acudir a la fecundación asistida con financiación pública todas las mujeres que tengan problemas médicos para concebir.

En esta línea, en Extremadura, la cabecera Hoy destaca en su portada: La esterilidad será el único criterio para acceder a la reproducción asistida, y subtitula: Ministerio y comunidades retocan un texto que sigue dejando fuera a lesbianas y madres solteras

Con una visión más crítica, El País interpreta que Mato limita el derecho de la inseminación en la sanidad pública a la condición de esterilidad. Pero lesbianas y mujeres sin pareja recurren a este método porque no pueden concebir de manera tradicional. Así lo ha recogido y titula en su primera página: Ana Mato: “La falta de varón no es un problema médico”.

Según este medio, el Consejo Interterritorial celebrado ayer aprobó, entre otras, esta nueva norma que reserva estos tratamientos a persona estériles. Tras la polémica suscitada por su primera propuesta, que establecía que solo las parejas heterosexuales infértiles podían acceder a este servicio, Sanidad ha eliminado todo vestigio que hace referencia a las uniones. La modificación hace referencia a “personas” y según el diario nacional, es “puramente cosmética”.

En la Comunidad Valenciana, Levante y la edición Levante de Castelló, comparte la visión de la cabecera de Prisa. Titula: La Generalitat ya excluye a lesbianas y solteras de la reproducción asistida. Asimismo explica que la Conselleria envió en 2011 una orden interna para tratar solo a personas con infertilidad.

En Asturias, La Nueva España, en sus ediciones de Avilés y Gijón,  titula en sus portadas: Sanidad citará a unos 277.000 asturianos para prevenir el cáncer de colon, y subtitula en referencia a la inseminación: Sólo mujeres estériles podrán acceder a la reproducción asistida. En esta línea, La Voz de Avilés y El Comercio, destacan en su primera página: La esterilidad será el único criterio para la reproducción asistida, y subtitula: Asturias rechaza una normativa que supone la exclusión de mujeres solas y lesbianas.

En Navarra, Diario de Noticias, abre su primera página con: Navarra deberá pagar la reproducción asistida también a las solteras infértiles. Y subtitula: Salud seguirá excluyendo  del tratamiento a las parejas de lesbianas no estériles. Asimismo, añade que el catálogo de prestaciones fijado por Madrid obliga a la Comunidad Foral a ofrecer más prestaciones a las mujeres.

Por otro lado, en Castilla y León, El Correo de Burgos, titula: El médico decidirá que inseminaciones cubre el Sacyl sin ningún veto ideológico. Según el diario local, ni la condición sexual de una mujer o el estado civil determinarán que tratamientos de inseminación cubre o no el sistema sanitario público de Castilla y León.