12 dic 2018 | Actualizado: 17:35
Mar 17 febrero de 2015. 13.54H
Sala de espera
Nuestro trabajo es un acompañamiento espiritual”, ha comentado una ‘doula’ al periódico El Mundo. En el artículo, la periodista ha hablado con varias de estas mujeres, cuyo colectivo ha sido denunciado por el Consejo General de Enfermería por “intrusismo”. Este martes, varios periódicos se hacen eco de la opinión de ‘doulas’ que se defienden del informe presentado por el Consejo y que las acusa de poner en riesgo la salud de las embazaradas y sus hijos.

De esta manera, una de estas mujeres ha contado a El Mundo que ofrecen a la madre “información de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Sanidad, basada en la evidencia científica”. Ninguna de las preguntadas por ese periódico ha reconocido cobrar o haber recomendado a las embarazadas comer placenta o no cortar el cordón umbilical, como así ha denunciado el Consejo General de Enfermería. Las ‘doulas’ aseguran que esta persecución responde “al desconocimiento, porque llevamos poco tiempo ejerciendo, en torno a unos 15 años”, relatan a el periódico El Mundo.

También El País da voz a este colectivo, a este diario han contado que “sus códigos éticos rechazan tajantemente” las prácticas por las que son acusadas y que su trabajo “nada tiene que ver con el de profesionales como las matronas o los ginecólogos”. Defienden sus actuaciones y piden “poder estar reguladas”.

Por otra parte, en el periódico La Verdad de Murcia, se pone el foco en el origen de la investigación llevada a cabo por el Consejo General de Enfermería. Se relata que esta investigación arrancó en Murcia hace casi tres años después de que una mujer que había contratado los servicios de una ‘doula’ pidiese ayuda a una matrona de Atención Primaria de Murcia.

Este diario regional hace hincapié en el peligro de las actuaciones de las ‘doulas’ y asegura que “siguen las pautas de líderes que son auténticos gurús o chamanes, figuras casi sectarias, cuya preparación profesional no se encuentra regulada en ningún marco jurídico”.

Otro de los periódicos generalistas que han dedicado espacio a esta situación es La Razón. En sus páginas se puede leer el relato de Macarena y Esther, ‘doula’ y embarazada, cuya relación no tiene nada que ver con “rituales”, como cuenta La Razón. “Las madres necesitan tranquilidad y seguridad y prefieren ver una cara conocida y no las batas de un hospital. Con una mirada, sabemos lo que la madre necesita”, le ha contado Macarena a La Razón.