Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Lunes, 18 de abril de 2016, a las 11:50
Solo un par de meses de su salto como director médico de La Fe a la gerencia de La Ribera, Javier Palau rompe su silencio y concede su primera entrevista a los medios de comunicación. Y lo hace en El Mundo, donde deja clara su posición sobre la convulsa situación que vive su hospital, las relaciones con la Administración valenciana y su visión sobre la posible desprivatización sanitaria en la Comunidad Valenciana.

De hecho, sobre este último aspecto, el gerente de La Ribera considera la “obsesión del bipartito” por acabar con este modelo se basa es un tema puramente ideológico que, en algunas ocasiones, se entiende mal. “Mucha gente afirma que es sanidad privada, cuando no es así. Las ideologías lo interpretan mal porque afirman que se trata de fórmulas para sacar dinero a la sanidad y no es así”, reconoce al periodista Vicente Useros en la entrevista.

Entonces, ¿le parece bien la decisión de revertir todos los hospitales al sistema público?”, insiste el periodista. “Para tomar esa decisión hay que disponer de muchos datos e informes. Porque cuando se toma una decisión de cambio tan importante como el hospitalario me gustaría que me dijeran por qué y con datos sobre la mesa”, le responde. Si finalmente se lleva a cabo (tal y como ha manifestado en más de una ocasión la consejera Carmen Montón) en los próximos dos años, para Palau, asumir la gerencia de La Ribera habrá sido todo un reto profesional, donde “habré podido trabajar en este modelo hasta el último minuto”. De hecho, Javier Palau salta del sistema público (a través del Hospital La Fe) a uno de colaboración mixta (con Ribera Salud) en el momento más delicado que vive este último modelo, donde su actividad está más que cuestionada y su supervivencia, en el aire. 

La comparativa entre la situación del Hospital de Dénia y el de Alzira es otro de los puntos candentes de la entrevista. Aunque ambos centros son “diferentes”, como explica el gerente, quien lo que más le ha llamado la atención de este modelo de colaboración es la “gestión de las listas de esperas: muy recortadas, casi técnicas, tanto las quirúrgicas como las de Urgencias”.