Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Sábado, 09 de mayo de 2015, a las 10:12
Tras más de 10.000 contagios, el país africano cumple hoy 42 días sin nuevos casos. Así lo recogen ABC y El Economista que destacan que Liberia ha declarado este sábado sus fronteras libres del virus del ébola después de haber superado los 42 días (el doble del periodo de incubación, 21 días) sin que se hayan registrado nuevos contagios.

Según apunta ABC, la mejora de los números de ébola en Liberia demuestra la importancia de potenciar el sistema sanitario local. Según el Atlas de la Sanidad Mundial, publicado recientemente por la Organización de la Salud, en Liberia, el número de médicos por cada 10.000 habitantes es de 0.1  (en España, de 37). Y eso, teniendo en cuenta que estas cifras son un promedio entre 2006 y 2013. Por ejemplo, antes de que se desatara la epidemia, el número de galenos liberianos apenas era de 250, para una población cercana a los cuatro millones.

Médicos Sin Fronteras señala en El Economista que los buenos resultados en Liberia no deberían llevar a la complacencia y a bajar la guardia frente al virus. “No podemos quitar el pie del acelerador hasta que los tres países alcancen los 42 días sin nuevos casos”, ha afirmado la directora de MSF en Liberia, María Teresa Cacciapuoti, que ha instado al Gobierno a aumentar la vigilancia en la frontera para evitar que el virus vuelva al país.

Las dificultades para acceder a los medicamentos ocupa las páginas de El País. Según señala el diario, 2,4 millones de españoles reconocen no poder pagar sus medicamentos. Estos datos han sido revelados en el Barómetro Sanitario, que según apunta El País, incluye esta cuestión por primera vez. Asimismo, el diario indica, que organizaciones como Cruz Roja ya habían advertido de esta situación y añade que según sus informes el 35 por ciento de los 2,4 millones de personas que atiende Cruz Roja en España no puede afrontar gastos médicos como la compra de fármacos. Bien porque ya no están cubiertos por la Seguridad Social o por el copago.