Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Lunes, 22 de abril de 2013, a las 11:16

ABC utiliza hoy la sanidad para dejar bien clara su tendencia política, por si a alguien le quedaba duda alguna. Bajo la dirección de Bieito Rubido, el veterano diario monárquico ha hecho más visible su apoyo al PP, compitiendo de igual a igual con La Razón por alzarse con el título de periódico gubernamental.

En su peculiar portada, ABC reserva dos noticias a la sanidad. Una positiva: Rajoy blindará Sanidad y Asuntos Sociales en los nuevos ajustes. La otra negativa: Andalucía encoge su servicio público de salud. Esta última con subtítulo explicativo: Redujo el presupuesto en 945 millones y el gasto por habitante cayó hasta los 999 euros.

En las informaciones interiores, el mismo tono y el mismo resultado en la comparación. Así, mientras que Rajoy parece haber decidido que Sanidad y Asuntos Sociales se librarán de más ajustes en el segundo plan de reformas del Gobierno, que se presentará este viernes, la sanidad andaluza está en la UCI, según se explica en un subtítulo revelador: El desmantelamiento sigiloso del servicio, con recortes y privatizaciones encubiertas, no encuentra el eco mediático de otras comunidades.

Parece evidente que ABC pretende hacer ver a sus lectores que la sanidad andaluza no es ejemplo de nada, en contraposición a las críticas que sufren otros servicios, en especial el madrileño. Así, Andalucía sería un sistema que hace agua, con menos presupuesto, menos operaciones, menos gasto y menos médicos por habitante que la media nacional.