Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Viernes, 22 de febrero de 2013, a las 11:44

Los sacrificios económicos realizados en 2012 parecen haber surtido efecto en la consecución de un objetivo de déficit que, sin ser el exigido por la Unión Europea, sí permite a España salvar la cara y mantener su estatus de alumno aplicado en la ardua tarea de consolidación fiscal y saneamiento de las cuentas públicas. Pero hay excepciones. Es el caso de la Región de Murcia, que no ha cumplido con la reducción de déficit a la que se había comprometido y que hoy ha amanecido con gran preocupación a tenor de lo que recogen sus principales periódicos.

[El vicepresidente regional] Bernal admite que el desfase del déficit traerá recortes en Sanidad y Educación, abre La Opinión de Murcia, que cifra el ajuste en 250 millones de euros. La Verdad opta por un titular más escueto y directo: Objetivo fallido. Y luego explica en el subtítulo: El Gobierno regional no puede sujetar el déficit, que en 2012 se disparó hasta el 2,9%, casi el doble del permitido. Además, añade una llamada al editorial de interior: Resultado decepcionante, en el que da su propia receta para el preocupante futuro inmediato que le aguarda a la región: “No le queda otra al presidente Valcárcel que pelear políticamente una mayor flexibilidad de plazos [en el cumplimiento del déficit] o meterse de lleno en este asunto, que mina la credibilidad de su Gobierno”.

La crisis sigue golpeando fuerte. En Murcia, pero también en otras autonomías, como Canarias. Allí, la prensa dedicó ayer amplias informaciones al crecimiento de las listas de espera y hoy El Diario de Avisos mantiene el foco: El Gobierno cree que sería un milagro mejorar las listas de espera. Y añade: El Ejecutivo canario culpa a Madrid de la demora en atención quirúrgica. Ay Madrid, Madrid, siempre protagonizando la eterna queja periférica (y no sólo catalana).