16 nov 2018 | Actualizado: 18:20
Mar 21 mayo. 11.06H

Segunda apertura consecutiva de La Razón dedicada a la sanidad catalana. Si ayer el diario de Planeta le dedicaba la mayor atención al recorte previsto por la Generalitat a las tarifas de los hospitales concertados de Cataluña, hoy es noticia el manejo de las demoras en esos mismos centros: Mas pide a los médicos depurar las listas de espera para ahorrar. El asunto no es exclusivamente sanitario, porque el periódico informa también de que Cataluña es la comunidad que más tarde paga y mayor deuda tiene con los autónomos. Todo ello, enmarcado por un cintillo que deja poco margen de duda sobre sus intenciones editoriales: Bancarrota nacionalista.

La información se apoya en el documento Política de contratación de servicios sanitarios 2013, del que se extrae la siguiente recomendación: “Fomentar el pleno desarrollo de las capacidades, conocimientos, habilidades y actitudes de cada ámbito profesional”. Curiosamente, y al contrario que en portada, hay más atención a la enfermería que a los médicos en el propio titular interior: Mas pide usar más enfermeras que médicos para ahorrar.

Respecto a la depuración de las demoras, el Departament de Salut pide a la red de hospitales concertados una reordenación de las listas de espera para reducirlas de cara a la luz pública, lo que implicará además un nuevo sistema de priorización, no por procedimiento sino por paciente.

El diario concluye diciendo que los planes sanitarios de la Generalitat están causando estupor entre los profesionales del sector, de manera que Metges de Catalunya ha convocado para el próximo día 30 asambleas en toda la red concertada -56 hospitales y 70 centros de atención primaria- para ver qué medidas se pueden tomar ante la situación que se avecina.