18 nov 2018 | Actualizado: 18:10
Dom 08 diciembre. 11.15H
El diario ‘El País’ abre su versión digital informando sobre un posible cambio de rumbo político por parte del Gobierno de Marino Rajoy, cuyo objetivo no es otro que atraer de nuevo a los votantes más conservadores, molestos tras las excarcelaciones fruto del fin de la ‘doctrina Parot’ y las pretensiones independentistas que llegan desde Cataluña. En esa serie de políticas encaminadas a atraer nuevamente a ese grupo de cara a las elecciones de 2015, y también para las europeas de 2014, la sanidad tiene su parcela de protagonismo a través de la ley del aborto, proyecto liderado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que se está encontrando un elevado grado de oposición.

En lo que al ámbito autonómico se refiere, ‘El Sur’ se hace eco de las consecuencias que está teniendo la decisión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de impedir a los profesionales que ocupen cargos intermedios que trabajen en la sanidad privada. Ante esta medida, varios jefes de servicio han optado por abandonar el sistema público. La decisión del SAS no ha sido bien recibida por los profesionales, como muestra el rechazo que ha mostrado el Colegio de Médicos de Málaga a través de su presidente, Juan José Sánchez Luque, que ha dudado de la legalidad de la medida en el caso de los facultativos que accedieron a dichos cargos antes de 2007.

Por otra parte, en Galicia se mantienen las discrepancias en torno a las áreas de gestión que planea la Xunta. Sobre ello, ‘El País’ publica las quejas de los trabajadores de la sanidad pública, que acusan al Gobierno de “primero gestionar mal la sanidad, y después querer privatizarla” y denuncian que la medida no esté consensuada con los sindicatos. Desde el Servicio Gallego de Salud (Sergas), por el contrario, se defiende que la decisión no es más que una nueva fórmula de los servicios sanitarios “en beneficio del paciente”.