Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30
Viernes, 13 de noviembre de 2015, a las 11:01
La ruptura con la política sanitaria hasta ahora vista en la Comunidad de Madrid y la apuesta y refuerzo de lo público protagoniza este viernes las principales cabeceras. El anuncio de la presidenta Cristina Cifuentes de integrar los seis hospitales cuya gestión se intentó externalizar en la pasada legislatura ha sido bien recibida en el sector, que atisba un camino de renovación en la política sanitaria regional.

La Vanguardia destaca la situación en la que quedarán los 5.600 profesionales que dependen de estos hospitales (Infanta Sofía, San Sebastián de los Reyes, Infanta Leonor, Infanta Cristina, del Henares, del Sureste y del Tajo), que pasarán a integrarse en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) al extinguirse las empresas públicas que gestionaban este personal.

ABC por su parte destaca que con esta medida Cifuentes se desliga de la política que llevó a cabo Esperanza Aguirre y blinda la gestión pública. El diario recoge que esta iniciativa da cumplimiento a uno de los compromisos adquiridos por la presidenta de la Comunidad durante la campaña electoral de las pasadas elecciones autonómicas.

Pero esta medida era también una de las premisas del acuerdo con Ciudadanos.
Así lo destaca Cinco Días que apunta que a partir de junio de 2016 estos hospitales se homologan al resto de la red pública al ser gestionados de forma directa por el Sermas. El diario informa además de que los contratos de estos centros continuarán vigentes para los servicios no sanitarios.

Por último, Expansión asegura que Cifuentes da así marcha atrás a la polémica privatización de la gestión de seis hospitales públicos que inició Esperanza Aguirre la pasada legislatura, como parte de un paquete de medidas con las que el Gobierno regional pretendía ahorrar unos 200 millones de euros.