Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50
Sábado, 16 de agosto de 2014, a las 10:16
Las páginas de Salud de El Mundo dedican un día más su espacio al ébola. Según apunta el diario, el ébola no sólo mata de forma implacable, también destruye los sistemas de salud de los países afectados al matar a sus mejores médicos y colapsar los hospitales. “Las consecuencias del ébola no se pueden medir solo por el número de muertos, sino que hay que tener en cuenta a toda la gente que pierde asistencia sanitaria por el colapso de los hospitales”, explica a El Mundo el presidente de Médicos Sin Fronteras España, José Antonio Bastos.

Un millón de personas están en cuarentena en África por el ébola según informa El País. El brote de ébola que afecta a Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria es mayor de lo que arrojan las cifras oficiales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Los números están ampliamente subestimados”, ha dicho la organización en un comunicado. Esta situación implica que durará aún “varios meses más”, añade, y, por tanto, la OMS ha adaptado sus planes de respuesta a esas previsiones.

La Vanguardia avanza la recuperación del misionero estadounidense infectado por ébola. Kent Brantly, que resultó infectado con ébola y trasladado desde África hasta un hospital de Atlanta (Georgia) y ha afirmado este sábado que se recupera “en todos los sentidos”. Brantly permanece internado en una sala aislada de este centro médico, al igual que la misionera Nancy Writebol, después de que ambos fueran trasladados a la ciudad de Atlanta desde Liberia, país en el que trabajaban en un centro médico con pacientes infectados de ébola. Ambos se han convertido en las primeras personas que son tratadas con el suero experimental ZMapp, que no había sido probado nunca en humanos, y evolucionan favorablemente.