Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Miércoles, 04 de septiembre de 2013, a las 09:37

El diario El País reserva un espacio en su portada a los esperanzadores resultados de una nueva generación de fármacos que ayudan a que sea el propio cuerpo el que combata las células tumorales. Titula así: Enseñar al cuerpo a luchar contra el cáncer, y subtitula: Los nuevos fármacos apuestan por reforzar el sistema inmunológico.

El rotativo nacional explica que estos medicamentos, aún en desarrollo, tienen como objetivo impedir que las células cancerosas se escondan y escapen de las células del sistema inmune, los linfocitos. Con todas las reservas que hay que tomar en la lucha contra esta enfermedad tan compleja (o enfermedades, hay unas 200 distintas y cada paciente responde de forma diferente a cada una), ya hay quien habla de una nueva etapa frente al cáncer. 

Según El País, más allá de los resultados obtenidos, lo realmente interesante del fármaco es el cambio de concepto que supone su mecanismo de acción. El medicamento, desarrollado por Merck, no destruye las células cancerosas. Ni interfiere en mecanismos moleculares del tumor para que no prolifere. En lugar de ello, consigue desactivar el escudo que usan las células tumorales para camuflarse, despistar y esquivar al ataque de los linfocitos T, las células del sistema inmune encargadas de combatirlas.