10 dic 2018 | Actualizado: 14:25
Mié 25 junio de 2014. 10.55H
Sala de espera
La prensa conservadora destaca una nueva estadística que pone el dedo en la llaga del envejecimiento imparable de la población española. ABC, en un faldón por arriba, titula así: Los nacimientos en España caen por quinto año. Y añade un antetítulo: En siete de las 17 comunidades mueren más personas que las que nacen. Por su parte, La Razón se escandaliza aún más: España se queda sin niños. Y destaca el siguiente dato en el subtítulo: La diferencia entre nacimientos y muertes es la más baja en 13 años.

En efecto, la población española envejece sin que se produzca el número de nacimientos necesarios para que tomen el relevo y sostengan el sistema. Los nacimientos han descendido en España por quinto año consecutivo y aunque siguen superando a las defunciones, el crecimiento vegetativo de 2013 -los que nacen menos los que mueren- ha sido el más bajo desde el año 2000. Esta es la última radiografía demográfica de España que aporta la estadística Movimiento Natural de la Población e Indicadores Demográficos, difundida por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Mundo también lleva un titular sanitario a su portada, en concreto a uno de sus sumarios de arriba: La guerra del cordón umbilical, titula para precisar que una clínica desafía a Sanidad y los guardará en España.