Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Domingo, 19 de mayo de 2013, a las 11:21

El Periódico de Catalunya dedica este domingo sus primeras páginas impresas a un preocupante análisis del impacto de la crisis en la ciencia española. Según las conclusiones del rotativo catalán, “la austeridad a toda costa ha impactado de lleno en la participación española en las principales organizaciones científicas internacionales”, entre las que destacan, como no, las sanitarias.

España arrastra 200 millones de euros en deudas con el CERN (el centro del gran colisionador de Ginebra en el cual se descubrió el bosón de Higgs). Además, este diario revela que el Gobierno “está negociando recortar, o ya ha recortado, su cuota de participación en diversas organizaciones", lo que podría afectar la presencia española en proyectos como el mayor del mundo, el telescopio E-ELT, que se construirá en Chile, así como en diversos estudios médicos de impacto mundial.

Por otra parte, el diario El Mundo comparte tema destacado con El Periódico al dar relevancia a la decisión de Angelina Jolie de realizarse una mastectomía preventiva contra el cáncer de mama, tema adelantado a finales de esta misma semana por la propia actriz. Mientras en Cataluña se lleva a portada del domingo una entrevista a una madre con cinco hijos que decidió hacer lo mismo que la compañera de Brad Pitt, el periódico de Pedro J. Ramírez repasa con expertos el calado de los ‘buenos hábitos’ de las celebridades entre la población general.

"El que una mujer como Angelina Jolie, además joven y guapa, lo haya hecho público es muy beneficioso para que las mujeres que están en esa situación [portadoras del BRCA1 o BRCA2] se animen a tomar una decisión”, indica la presidenta de la delegación madrileña de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Silvia Camacho en las últimas páginas de El Mundo. Las experiencias con el cáncer de Esperanza Aguirre, Nancy Reagan, Kylie Minogue o la propia Jolie hacen, a juicio de los expertos, que muchas mujeres dejen a un lado la sensación de que están solas en su batalla y “se sientan acompañadas”, aunque sea de lejos, por estos personajes públicos.