Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00
Opinión > Sala de espera

El SAS 'aprovecha' a un exgerente para rescatar el Carlos Haya

Luis García de Arboleya analiza la reforma del Hospital Regional
Sábado, 01 de abril de 2017, a las 13:20
El exgerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y exconsejero del ramo en la comunidad autónoma, Luis García de Arboleya, merece una entrevista en La Opinión de Málaga a cuenta de su nueva responsabilidad: reorganizar el Carlos Haya y asesorar a la sanidad andaluza para tomar una decisión al respecto.

Como poco, el encargo demuestra sensibilidad e inteligencia por parta del actual consejero de Salud, Aquilino Alonso, ya que la experiencia que atesora García de Arboleya no debería desaprovecharse para resolver un asunto de primer calado para los malagueños.

En la entrevista, deja entrever que estudia la idea sobre el también conocido como Hospital Regional que, como él mismo indica, ha sido propuesta por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO), y que consiste en trasladar el centro al Hospital Civil y reconvertir el actual en hospital para crónicos.

“Creo que la propuesta es de CCOO y no me parece mal; me parece serio, no es ninguna frivolidad. La ventaja de hacerlo en los terrenos del Civil es que la Diputación los cede; pero, ¿cabe allí un hospital? Por allí pasa el Arroyo de los Ángeles y hay mucho tráfico”, objeta en todo caso.

“Y lo de la zona Este sería arriesgado, todo esto debe valorarlo gente que sabe mucho más que yo que son los profesionales, además nos apoya la Escuela Andaluza de Salud Pública, y sobre todo los profesionales, tanto de hospitales como de Atención Primaria o los circundantes y no sólo médicos, sino la Enfermería. Tiene que participar mucha gente, si no corremos el riesgo de que esto sea un parche”, ha recalcado.

Preguntado por lo sucedido en Granada con los dos hospitales, lo califica de “muy fuerte” y añade que, de forma evidente, “la Consejería ha tenido que reflexionar sobre ello” sin que él sepa a ciencia cierta si, ese mismo problema, llevó a las autoridades andaluzas a pensar también el Hospital de Málaga.