Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Domingo, 10 de febrero de 2013, a las 11:13

 

No hay tregua con Ana Mato, ministra de Sanidad, que sigue un día más acaparando la atención de los principales periódicos. A falta de nuevas revelaciones sobre el origen de sus gastos familiares, los medios se han centrado este fin de semana en recabar la opinión ciudadana, que es categórica. Si ayer El Mundo se apoyaba en Sigma 2 para fijar en un 84% el porcentaje de ciudadanos que quiere que Mato dimita, El País lleva hoy a su edición una encuesta de Metroscopia que cifra el porcentaje en un 70%. Suficiente dato para insistir, vía editorial, en la dimisión: "La ministra se ha convertido en un lastre para la cúpula del PP, sobrada de problemas. Debería retirarse con urgencia del primer plano, aunque solo sea por no perjudicar más a su jefe político, Mariano Rajoy, que manifiestamente no quiere o no puede tomar la iniciativa".

A estas alturas de caso, al periódico de Prisa parece importarle poco las razones que justificarían la dimisión: "No hay duda de la lealtad de Mato a Rajoy, ni del éxito de la campaña electoral que dirigió en 2011. Y es posible que se haya separado en 2000 de su marido, Jesús Sepúlveda, y de ahí su resistencia a admitir que se haya beneficiado del dinero dedicado por empresas de la trama Gürtel a regalos, viajes y fiestas del matrimonio Sepúlveda-Mato. Pero ella no formalizó esa separación hasta muchos años más tarde. Si no lo sabía (y eso ya la descalifica), ahora ya sabe que los fondos con que se pagaban viajes y fiestas tenían un origen sospechoso".

Sin citarla directamente, El Mundo alude también hoy a la ministra Mato en la siguiente información de portada: “Primero el país, luego el partido, luego yo misma”, sobre la dimisión en Alemania de la ministra de Educación por haber plagiado su tesis doctoral hace 33 años. "En Alemania las ministras sí dimiten", sostiene el periódico de Pedro J. Ramírez.

La prensa regional sigue sin quitarle el ojo a Mato, con nuevos detalles de su vida personal, fuente de sus problemas políticos. El Norte de Castilla destaca en primera: El mal partido de Ana Mato. Y precisa que Jesús Sepúlveda, un dandi aficionado a la buena vida, dejó a la ministra por una mujer 20 años más joven. Por su parte, El Diario de Cádiz recoge que El Puerto es desde hace 15 años el refugio gaditano de la ministra Ana Mato. Y esto, ¿es bueno o malo? Cosas de estar en el centro de la noticia. Para mal.