Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Martes, 03 de diciembre de 2013, a las 12:22

Bajo el titular La homeopatía sube de rango, El País dedica hoy una información a esta disciplina curativa marcada por cierta controversia en la comunidad médica y científica. La novedad reside en que el Ministerio de Sanidad otorgará el permiso definitivo a miles de sustancias que antes se vendían sin control de calidad.

La información, firmada por María R. Sahuquillo, explica que el departamento que dirige Ana Mato está preparando una orden ministerial que otorgaría el visto bueno final a miles de fármacos que ya se venden en las farmacias gracias a una disposición que se pensó como transitoria —a la que se acogieron 19.000 productos— pero que dura ya casi dos décadas. Para obtener el permiso, estos productos, según fija el borrador del proyecto, tendrán que cumplir requisitos similares a los de los medicamentos de uso humano fabricados industrialmente: los laboratorios tendrán que presentar un informe sobre su calidad, seguridad y eficacia.

La normativa en la que trabaja ahora Sanidad —que ha declinado analizar el asunto hasta que el proyecto, que inicia su trámite de audiencia pública, sea definitivo— sería de las pocas regulaciones en un sector muy desordenado. No hay ninguna ley sobre terapias consideradas alternativas, como la homeopatía, un área polémica por la efectividad de sus productos. Un informe elaborado por el Ministerio de Sanidad a petición del Congreso sobre terapias alternativas concluyó hace dos años que la eficacia de los productos homeopáticos era dudosa. Mencionaba que su efecto podía ser el mismo que el del placebo.