21 nov 2018 | Actualizado: 19:20
Mar 16 julio. 11.22H

El Mundo abre hoy su sección de Ciencia con una noticia sobre un avance en Pediatría, de notable interés para los padres, especialmente los primerizos, siempre preocupados por la a veces indescifrable sintomatología de su bebé.

El test que descifra la fiebre, titula el diario de Unidad Editorial, que añade en el antetítulo: Científicos de EEUU ensayan con éxito un análisis de sangre que logra identificar el origen de las infecciones infantiles y evitar así el uso inadecuado de antibióticos.

En la actualidad, los pediatras observan varios parámteros para tratar de averiguar el origen de la fiebre y determinar así el tratamiento: la edad, el grado de la fiebre, los síntomas, la cartilla de vacunas y, sobre todo, el estado general del niño. El nuevo método analiza, a partir de una muestra de sangre, la actividad de los genes de los leucocitos en respuesta a las infecciones y, en función de la misma, determina si se trata de un virus o una bacteria. Se hace a través de un biochip o microarray, capaz de leer distintos patrones de expresión genética.

Este biochip, que aún no está aprobado para la práctica clínica, ayudaría a recetar los antibióticos sólo cuando son necesarios.