Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Martes, 05 de mayo de 2015, a las 12:03
Los informes con el aval de la Fundación BBVA siempre tienen gran repercusión mediática. Y lo tienen por diversos motivos, como la gran fiabilidad de su contenido, el alto grado de detalle y, sobre todo, porque arrojan luz sobre cosas que se saben, en general, pero sin llegar a un concretismo que a veces evidencia ciertas carencias de nuestro sistema. Ahora, el organismo y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas se han centrado, tal y como se hizo eco este lunes Redacción Médica, en el gasto social, en el que se incluye la sanidad, y cada uno de los periódicos generalistas le ha dado su particular perspectiva al asunto.

El Mundo dedica casi una página completa de su edición impresa para contar: “El gasto en sanidad y educación cae un 21%”. Olga R. Sanmartín desarrolla en el sumario: “La distancia entre comunidades autónomas en protección social se eleva a 87 puntos porcentuales”, para después arrancar: “Los peores años de la crisis de la que parece que salimos se han llevado por delante a médicos (…). También han mantenido la brecha existente entre la España del norte y la del sur”.

Precisamente esta “brecha” o “distancia” es la tesis que hila todo el texto publicado en el todavía diario de Casimiro García Abadillo, que desglosa la variación del gasto sanitario por habitante desde 2007 hasta 2013, que ha pasado desde los 1.506 euros al año de 2007 a los 1.712 euros (la cota máxima) en 2009, hasta descender a los 1.357 euros de 2013.

El rotativo El País lleva a su encabezado un título prácticamente idéntico al periódico de Unidad Editorial, mientras que destaca otras ideas: “Los expertos del IVIE instan a dotar de fondos de reserva para sanidad y educación, como ya se hizo con las pensiones, en los tiempos de bonanza para recurrir a ellos en tiempos de crisis”, apunta la información rubricada por Alejandro Bolaños, que concluye: “Y plantean que se garantice la financiación necesaria a las comunidades para preservar un objetivo mínimo a ambas partes”.

“Las diferencias de gasto entre autonomías en servicios públicos legan al 60%”, refleja La Razón, que ahonda en el interior del texto: “Las diferencias territoriales de gasto público no parecen compatibles con la igualdad de oportunidades en el acceso a los servicios público”, según ha afirmado el director del informe, el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, Francisco Pérez. “A su juicio, esto es motivo de ‘preocupación’ y ‘exige explicaciones’”, se subraya en el medio dirigido por Francisco Marhuenda.