Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:40
Domingo, 30 de junio de 2013, a las 11:15

Baleares tiene un profesional sanitario de presidente, José Ramón Bauzá, farmacéutico para más señas. Pero esta peculiaridad no la libra del creciente rechazo a los partidos políticos mayoritarios que sigue mostrando la sociedad española, especialmente de aquellos que están en el Gobierno, cuyo desgaste y consiguiente pérdida de votos es una evidencia y va camino de convertirse en una sangría sin precedentes.

El diario Última Hora abre a toda plana con lo que interpreta como un hecho más que como una encuesta: Bauzá ha dilapidado su histórica mayoría absoluta en dos años. Y destaca en el antetítulo dos ideas: El PP balear pasaría de 35 diputados a 28 ó 29, según el sondeo del Instituto IBES. El Parlament estaría más fragmentado que nunca con hasta siete formaciones políticas.

Retrocede por lo tanto el PP y avanzan los socialistas y Esquerra Unida, que regresaría a la Cámara balear. También alcanzarían representación otras formaciones que ahora no la tienen, como UPyD y Proposta per les Illes, una formación regionalista que lidera Jaume Font.

Según el rotativo autonómico, Bauzá no puede frenar el notable desgaste que le genera la gestión de la actual crisis económica y sus consecuencias, en especial los recortes de servicios públicos como la sanidad que dirige Martí Sansaloni y la educación.