17 dic 2018 | Actualizado: 18:30
Lun 28 octubre de 2013. 11.13H
Sala de espera

El periódico Público, que nació  en 2007 y se editó en papel hasta 2012, ha sido el último intento empresarial por poner en marcha en España un medio tradicional de izquierdas. De los restos de la aventura que capitaneó el empresario Jaume Roures surgieron dos iniciativas: una más contemporizadora –el periódico en internet Público.es, que mantiene la cabecera del papel- y otra más radical -una cooperativa de ex trabajadores denominada Más Público, que edita en papel un mensual llamado La Marea-.

Pues bien, el número de noviembre de La Marea, ya disponible, dedica su portada a las aseguradoras de salud con el siguiente titular nada conciliador: La trampa de los seguros de salud privados. Y subtitula con una consabida acusación, ya escuchada antes: El Gobierno fomenta la contratación de pólizas a pesar de que éstas remiten a los enfermos más graves a la sanidad pública. En un amplio reportaje, la publicación asegura que “el deterioro de la sanidad pública y los incentivos del Gobierno potencian el incremento del beneficio de las aseguradoras, pese a que estas no cubren todos los tratamientos y acaban remitiendo a los enfermos más graves a la sanidad pública”.

Su punto de partida es el Real Decreto 16/2012, que ha permitido “la aparición de empresas que están haciendo un mayor negocio de con la salud”, entre las que cita a Mutua Madrileña, Sanitas, Asisa, DKV o Mapfre. A su juicio, las medidas urgentes para asegurar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud han beneficiado expresamente a las aseguradoras de salud.